?El Güero? Palma, símbolo del terror en Sinaloa, deja la cárcel

El narco que dirigió junto al ?Chapo? Guzmán la mayor organización criminal de México saldrá por buena conducta de su prisión en EE.UU. Su historia hace temer por el futuro.

?El Güero? Palma, símbolo del terror en Sinaloa, deja la...

México. En el penal de Atwater (California), el preso número 56442-179 acaba de recibir una buena noticia. Es Jesús Héctor Palma Salazar, ?el Güero? Palma, el despiadado narco que en los años noventa llegó a dirigir el cartel de Sinaloa mano a mano con ?el Chapo? Guzmán, y al que sus enemigos enloquecieron al mandarle la cabeza de su mujer (tras seducirla) en una caja metálica y matar a sus dos hijos pequeños tirándolos por un puente en Venezuela.

Esa sombra del pasado más negro de México quedará libre el 11 de junio próximo. Tendrá entonces 55 años y aún mucho tiempo para vivir y recordar.

Detenido en 1995 en Nayarit, después de que su avión se estrellara, ?el Güero? Palma apenas ha cumplido nueve de los 16 años a los que fue condenado. Supuestamente, su buena conducta le ha valido una reducción de pena que le permitirá salir por la puerta grande de Atwater.

Una vez fuera se reencontrará con un país y una historia que, si bien han cambiado de protagonistas, aún mantienen en la cúspide del narco al cartel de Sinaloa. Un conglomerado criminal que él, junto con su paisano Joaquín Guzmán Loera, ayudó a encumbrar. ?Ambos forman parte del ecosistema del narcotráfico sinaloense; son amigos de la sierra y sus figuras punteras?, afirma el experto en seguridad Alejandro Hope.

De orígenes modestos, ?el Güero? arrancó su carrera asesina como un sicario más a las órdenes del expolicía Miguel Ángel Félix Gallardo, ?el Padrino?, líder del cartel de Guadalajara y protomaestro de los grandes capos. Bajo su égida, se establecieron los vínculos con los carteles colombianos, y el narcotráfico mejicano, súbitamente enriquecido por su control de la frontera con Estados Unidos, tocó el cielo de su poder.

En ese entramado, ?el Güero? ascendió con celeridad y acabó formando con ?el Chapo? una sólida alianza que cristalizó en el cartel de Sinaloa cuando Félix Gallardo fue capturado en 1989 por el asesinato y tortura del agente antinarcóticos estadounidense Enrique Salazar Camarena.

Encarcelado ?el Padrino?, se desató una ola de violencia extrema. ?El Güero? y ?el Chapo? se enfrentaron a los hermanos Arrellano Félix, del cartel de Tijuana. Matanzas, bombas y decapitaciones se sucedieron. El país empezó a temblar.