Peronismo, el
© Proporcionado por THX Medios S.A.

Recuerdo vagamente aquel 17 de Octubre de 1945. Me encontraba escuchando la BBC Radio junto a mis padres en el living de mi casa en Oxford cuando, de repente, el locutor interrumpió la programación para relatar que en Buenos Aires se estaba llevando a cabo una manifestación popular sin precedentes encabezada por humildes trabajadores que decidieron movilizarse hacia Plaza de Mayo para exigir la liberación de un General llamado Juan Domingo Perón. Si bien yo era un niño, la segunda Guerra Mundial había culminado un mes atrás con un impacto tal en nuestras vidas, sufriendo hambre, toques de queda, viendo nuestras casas desaparecer, obligándonos a escondernos en refugios debido a los bombardeos alemanes, que mi mente iba a la velocidad de la luz comparada con la de un niño de mi misma edad en otra parte del mundo".


Evidentemente a Stephen Hawking lo impactó de tal forma la noticia de que un nuevo dictador surgiera en un país tan lejano que nunca más olvidaría su nombre.


Si bien por ese entonces estaba muy lejos de transformarse en una de las mentes más brillantes del siglo XXI, intuyó que nada bueno estaba por sucederle a una de las potencias mundiales de aquella época. Inquieto como todo niño, escuchó atentamente a su padre para entender lo que sucedía en Argentina. "Es muy simple, Stephen. Así como Lenin combatió al Capital transformando a Rusia en una nación atormentada, alejada del mundo, envuelta en sus paranoias constantes y eso trajo aparejado líderes mesiánicos del estilo de Hitler, Mussolini y Franco, este militar verborrágico sudamericano azotará como las 7 plagas al país más rico de Sudamérica. Recuerda, hijo: la única manera de gobernar a las masas que tienen estos populistas, es dividir a la gente y estigmatizar a los ricos bajo el mote de oligarcas". En ese momento, Stephen Hawking tuvo una epifanía.


Economia
© Proporcionado por THX Medios S.A. ?Qué país tan complejo Argentina, cuyo líder autoproclamado el abanderado de los más humildes, fue un militar de alto rango que le dio asilo a jerarcas del nazismo en uno de los países con mayor inmigración?
ColoniaAnegada
De tal palo, tal astilla. De hecho no es casualidad que el genio nacido en Oxford reconociera años después que la fuente de su inspiración fueran su padre, Albert Einstein y Perón. "De mi padre heredé la capacidad de análisis, su brillantez para ver desde afuera conflictos. Me dio la perspectiva que me acompañó siempre. De mi maestro y mentor, Albert Einstein, la simpleza con la cual llegó a la teoría que revolucionó el mundo y me permitió llegar -desde ahí- al principio de la humanidad. Juan Domingo Perón fue la inspiración del Big Bang. Resulta que yo buscaba desesperadamente volver al inicio, a ese momento donde todo era oscuridad y que a partir de ahí hubiera una explosión, la chispa que encendiera la vida. Debo reconocer que el peronismo fue mi mayor fuente de inspiración ya que, al asumir el General, reseteó la historia de un país próspero, que había llegado a ser una potencia mundial y gracias a él, se puso en cero. A tal punto que el pasado dejó de existir, como si la historia de la Nación hubiera desaparecido en un agujero negro, generando una explosión popular. No tengo dudas: el peronismo es el Big Bang de la pobreza, porque sin pobres necesitados de un líder carismático, la política argentina y latinoamericana moderna, nunca hubiera sido posible".


RSEVMEN LVL V: Hasta Hawking nos consideraba potencia, hasta que llegó el Negrero Mayor.

Opinion

Historia