¡Aire que mata!
¡Aire que mata! En esta ciudad mueren 8 personas al día por la contaminación

contaminacion


El hollín hizo que el escritor Gonzalo Arango, en los años 70, se refiriera a Medellín como una ?pequeña Detroit?, recuerda a RT el activista colombiano Daniel Suárez.
El paisaje emborronado por la espesura del aire no ha mejorado demasiado desde entonces, pero la responsabilidad ya no recae únicamente en la ?tisis industrial? de las fábricas. El incremento desmedido del parque automotor en la segunda cuidad más importante de Colombia es responsable del 80% de las emisiones contaminantes. ?Aquí hay un vehículo por cada tres habitantes y eso significa que el aire que hoy se respira en la ciudad se deteriore mucho más?, comenta Suárez.
Un estudio del epidemiólogo Elkin Martínez reveló que en los últimos 30 años han fallecido unas 65.000 personas por afecciones respiratorias vinculadas a la contaminación del aire. En 2016, la cifra de víctimas mortales asociadas a esta problemática ascendió a 3.000, es decir, un promedio de ocho muertes por día; una cada tres horas. Cuatro alertas naranjas han inaugurado el 2017 y la emergencia ya parece inminente, pero, ¿cómo llegó Medellín al ranking de las 10 urbes más nocivas para los pulmones en Latinoamérica?
Valle de esmog
Medellín es una capital colombiana enclavada en el Valle de Aburrá, en el departamento de Antioquia. Por su condición geográfica, una cadena montañosa impide que el aire contaminante circule y, en vez de eso, se concentre. ?En una temporada seca alta, la polución se queda dentro y tarda mucho en salir. Es allí cuando sucede la situación de emergencias o alertas ambientales?, comenta Suárez.
En la ciudad -que una vez fue considerada la más violenta del mundo- las cifras de muertes anuales por la contaminación del aire cuatruplican la de homicidios. ?Muchas personas en el gobierno intentaban minimizar el problema hasta que el año pasado se empezaron a mostrar las mediciones de las estaciones de monitoreo, que chequean los niveles de P.M. 2.5 (cantidad de partículas sólidas o líquidas dispersas en la atmósfera)?, sostiene por su parte el economista y magister en gestión de transporte, Diego Zapata.
Los máximos permisibles de P.M. 10, según el Índice de Contaminación del Aire (ICA), son 100 microgramos por metro cúbico, pero en Medellín se han registrado hasta 124, detalla una investigación recientemente publicada en el portal Más Urbano. La ?pequeña Detroit? latinoamericana sigue arropada de esmog y no está demasiado lejos de los 153 microgramos que se respiran en Beijing.
Alerta naranja
Luis Ángel y Emiliano son dos niños que fueron llevados este martes a un centro médico de Medellín. El primero por una fuerte infección pulmonar y el segundo, cuenta su madre Cristal Solano, ?por un cuadro bacteriano respiratorio?.
Las afecciones más comunes son alergias, rinitis, infecciones en la garganta y en los oídos. Aunque el gobierno local ha divulgado el protocolo de contingencias que emula el que se utiliza en Chile, aún no se tienen noticias sobre el plan para atacar las causas del problema: ?las iniciativas gubernamentales son muy pocas y en el acuerdo metropolitano de 2011 solo se menciona el programa para la descontaminación del aire, que no ha sido entregado ni socializado con la ciudadanía?, afirma Zapata.
Suárez coincide con la opinión de que las políticas públicas actuales son insuficientes y considera que las principales medidas que deben tomarse son: el control del parque automotor, el mejoramiento de las unidades de transporte público, la concienciación de la ciudadanía sobre el uso racional de los vehículos particulares y ?una revolución que vaya hacia los medios de transporte eléctrico?
noticia