España: Exigieron abrir oficina contra la homofobia en ...
Rodriguez
España.- Luego de las agresiones sufridas por una pareja homosexual el miércoles en Barcelona, España, por besarse en público, el Observatorio contra la Homofobia (OCH) solicitó que se abra una oficina en esa ciudad.
Eugeni Rodríguez, presidente del Observatorio, denunció que en España existe una sensación de impunidad ante las constantes agresiones homofóbicas que sufren los miembros del colectivo LGBT en el país.
La Generalitat implementar los protocolos de acoso

Los dos jóvenes fueron agredidos en Berga y otro caso se presentó en Sitges. Rodríguez instó al consejero de Interior, Jordi Jané, a acelerar la investigación de estos hechos y detener a los agresores.
A juicio del presidente del OCH, estos casos producen alarma en la población diverso sexual y deben ser atendidos con prontitud.
El activista añadió que deben ponerse a disposición de los investigadores todos los recursos necesarios para identificar a los que cometieron estos delitos y proceder a su detención.
Las autoridades policiales detuvieron solo a uno de los presuntos agresores de los dos jóvenes golpeados en Berga por besarse en un sitio público, aunque los testigos aseguraron que fueron entre 4 y 6 personas las que participaron en la agresión.
El pasado sábado, también fue golpeado un joven homosexual que estaba con un grupo de amigos. Otro caso pendiente es el de un transexual que se encontraba disfrazado de bailarina y fue agredido mientras desfilaba en el carnaval de Sitges.
Rodríguez exigió al Gobierno de Cataluña que abra una oficina de atención a las víctimas, para que puedan hacer seguimiento a los casos y brindar asistencia al colectivo sexodiverso.
El Front d"Alliberament Gai de Catalunya (FAGC), que Rodríguez también integra, reiteró su apoyo a los dos jóvenes agredidos en Berga y pidió a las autoridades hacer frente a la violencia e impunidad contra la comunidad LGBT.


[caption id="" align="alignleft" width="342"]contra La LGBT fobia aumentó en España[/caption]
También recalcó que no existen protocolos para atender los casos que se presenten, ni campañas o planes de prevención contra la transfobia, la bifobia y la homofobia.
Además, no hay sanciones para los agresores que son denunciados, por lo que en la comunidad hay una completa sensación de desatención.
El Parlamento de Cataluña aprobó el pasado jueves una moción que exigía a la Generalitat implementar los protocolos de acoso, el deber de intervención y el reglamento sancionador de la ley contra la homofobia.