El fin de semana, el Indio tocó quizás, por última vez frente a sus fanáticos. Se estimaba mucha gente, miles de personas, y obviamente como normalmente pasa en éstos eventos, hubo mucha gente colada.
Se presume que en éste tipo de recitales, la organización es la que se encarga de prácticamente todo, pero, en lo que a seguridad se refiere, siempre, pero SIEMPRE, el estado es el encargado. Sobretodo fuera del evento, en la vía pública, en las calles, en lo que se refiere a seguridad del ciudadano.
Hoy podemos escuchar en todos los medios, que la culpa es del Indio Solari, como organizador y productor del evento. Medios y periodístas que opinan, vaya a saber con qué intereses. Periodístas de espectáculos, deportivos, que se hacen los compungidos, opinan y destrozan a Solari como culpable de la tragedia.
Cuando pasó lo de Cromañón, con Callejeros (salvando que en el hecho hubo muchos mas muertos), jamás entendí el porqué de la pena hacia la banda, JAMÁS lo entenderé. Él músico hace música, arte, da alegría a su seguidor. Desde ya, que en pasión de multitudes como lo que despierta el Indio en la gente, se vé exagerado en los miles de fieles que luego, maldescargan su amor a su arte, en otros hechos. Ahora... que responsabilidad tienen los músicos frente a ésto? Sus letras son influyentes decía un periodísta... osea que ahora todo el mundo  que le gustan los Guns deberían matando gente por letras como Welcome to the Jungle?, por decir un caso.
Yo comparo éstos casos con el fútbol, como si en un partido, los jugadores por un gol, por un festejo, por lo que sea que hagan dentro de la cancha, los hinchas se matan en las tribunas (como normalmente sucede), y los que van presos son los jugadores, técnicos, etc... alguien vió alguna vez eso? Yo no lo vi jamás. 
Yo no digo que él no tenga algún tipo de responsabilidad, pero de ahí a leer/escuchar tantas pavadas (como que lo único que le importa es agarrar la guita y nada mas, etc) sin ningún tipo de problemas de lanzar en medios masivos. Estamos en un momento de sensibilidad como sociedad muy grande, donde todo el mundo dispone de una computadora o un celular, y que puede opinar, leer absolutamente todo; y eso no es lo malo, sino, quienes son formadores de opiniones deberían medir cada una de sus palabras, porque luego son los mismos que se "lamentan" ante hechos de violencia.


Es lamentable lo que pasó, lo que ha pasado en otras ooportunidades de la historia del rock nacional, y lo que seguramente, volverá a pasar, porque somos así, no nos gusta respetar las normas, las leyes, el que te digan "vos no pasas, no tenés entrada".. "ah no? vas a ver si paso"... Es lamentable, pero insisto, los artistas no son asesinos.