La Esfinge de Marte!
La primera foto de la Viking (1976)

El asunto de la esfinge marciana es interesante porque pocas veces tenemos la oportunidad de contemplar el nacimiento de un mito ante nuestros propios ojos. Resumo la historia para quien no la conozca, que supongo serán muy pocos.

En 1976 una nave Viking tomó una serie de fotografías de la superficie de Marte, en concreto en la región de Cydonia. En una de esas fotos apareció algo con aspecto de rostro humano, una cara de un par de kilómetros de longitud, que miraba al cielo y que lucía un tocado aparentemente egipcio. Los periódicos de todo el mundo publicaron la foto y enseguida empezaron las conjeturas sobre el carácter artificial de la supuesta esfinge y por tanto, su posible origen extraterrestre.

En 1998, la sonda Observer fue enviada ex profeso a Cydonia para resolver el enigma de la esfinge y tomó, con cámara de alta resolución, diversas imágenes de lo que ahora, con otro ángulo de incidencia de la luz, se revelaba como una meseta de origen natural, cuyo relieve, bajo determinadas condiciones, podía asemejarse a un rostro, de la misma manera que las sombras sobre la superficie de la luna o las nubes en el cielo componen a veces formas caprichosas que parecen figuras de personas o animales.

extraterrestres
Foto de 1998. Tecnología más avanzada convierte el rostro en una meseta de extraño relieve y desmonta la hipótesis extraterrestre. Pero?

Es en ese instante cuando la historia deja paso al mito. Como dice Mircea Elíade en El mito del eterno retorno ? la historicidad no se resiste mucho tiempo a la acción corrosiva de la mitificación. El acontecimiento histórico en sí mismo, sea cual fuere su importancia, no se conserva en la memoria popular y su recuerdo sólo enciende la imaginación poética en la medida en que ese acontecimiento histórico se acerque más al modelo mítico?. Así, se puso en marcha la imaginación para hacer perdurar el mito. Muchos se negaron a aceptar la explicación ?oficial? sobre la cara de Marte y comenzaron a elaborar teorías conspiratorias: montaje fotográfico, fraude de la NASA para ocultar la verdad, e incluso se dijo que entre la primera y la segunda foto, la esfinge había sido destruida, por los extraterrestres o por los propios norteamericanos, según las versiones. Justificaciones diversas, a veces contradictorias, cuya única finalidad es sostener el mito.

La esfinge marciana forma parte ya de nuestra mitología y, como todos los mitos, ha encontrado su lugar en el arte (en el cine, que yo sepa; y me suena que también en algún cómic) y en la religión (entendida ésta en un sentido amplio que incluye creencias esotéricas de todo tipo). Ha sido llevada al cine en Misión a Marte, una entretenida película de ciencia-ficción, destrozada en su día por la crítica, únicamente por el hecho de estar dirigida por Brian de Palma, del cual, al parecer, solo deben esperarse obras maestras y no productos para el mero entretenimiento, como es la película mencionada. Además no le perdonaron la inspiración -descarada, eso sí- en 2001, una odisea del espacio, de la que Misión a Marte es una especie de remake digerible para la chusma. Los astronautas que en la película llegan al planeta rojo en una misión de rescate, se encuentran allí con la famosa esfinge marciana, que es en realidad una especie de fortaleza o bunker edificado allí por una raza alienígena, responsable de haber creado la vida en la Tierra.

ciudad
Misión a Marte. La imaginación poética ha transformado una abrupta meseta de la región de Cydonia en una construcción artificial que representa el rostro de un amable alienígena.

La esfinge en Marte es una formación rocosa en la superficie de este planeta que asemeja a un enorme rostro humanoide mirando hacia el espacio exterior. Mide aproximadamente 2.5 km de largo x 2 km de ancho x 0.4 km de alto y se encuentra localizado en una planicie o valle conocido como Cydonia Mensae al hemisferio norte de Marte (latitud 41 grados norte, longitud 9.5 grados). La esfinge y demás objetos a discutirse aquí, fueron tomados por una de las orbitas Viking en el verano de 1976.
Marte

aliens
Como pudieron apreciar en la foto de arriba, la esfinge no es solo un objeto aislado. De el frame 35A72 se puede observar que aproximadamente a 20 km al oeste-suroeste de la esfinge se encuentran otros objetos inusuales (la llamada "ciudad" descrita por el autor Richard Hoagland), donde se ven varias formaciones piramidales.
Entre estos objetos, se encuentra la llamada pirámide de cinco lados. Un lado se encuentra sombreado y dos lados aparentan sufrir efectos de erosión.

Cydonia: La Ciudad de Marte


noticias

cydonia


Cydonia resaltó de entre tantos nombres de sonido fantástico porque allí se fotografió en julio de 1976 una figura muy sugerente, formada más que nada de sombras y de unos dos km de extensión, a la que se le llamó enseguida "La Cara de Marte". Cerca de ella aparecen una serie de elevaciones que parecen mostrar siluetas regulares, facetadas como un pirámide egipcia o con otras formas, siempre llamativas. Este conjunto de Cydonia, que pasó a ser "La Ciudad de Marte", movilizó la imaginación de centenares de personas. Rápidamente se "cartografió" esta ciudad y se bautizaron los "edificios", con nombres tales como "La fortaleza"; "Terraza"; "Centro de la ciudad", "Plaza" o "Recuadro"; y "Pirámides" varias ("Principal", "Noroeste", "Este", "Oeste", "Sur" y "Plataforma", la última redondeada, con aspecto de ser, si fuera un edificio, más bien una "Cúpula" que una forma piramidal).
La geología de Cydonia Mensae fue descrita por Guest, Butterworth y Greeley. La región muestra una mezcla de llanos lisos y fracturados y una cantidad pequeña a moderada de cráteres. La mayoría del relieve de la vecindad de la pirámide de D&M se compone de mesetas, montículos y llanos lisos. Lo más probable es que las mesetas sean remanentes de un tipo anterior de superficie que fue removida por la erosión, dejando mesetas de material más resistente. Los montículos se pudieron haber formado de manera similar, quizás a partir de un terreno escarpado muy cubierto con cráteres. La forma de algunos montículos parece haber sido modificada por pérdida de masa producida por congelación y deshielo, por material excedente llevado por el viento o, bajo diversas condiciones climáticas, por el agua o el hielo glacial.


Vista amplia de la región
La presencia de varios cráteres de pedestal en Cydonia Mensae aporta una evidencia adicional de cierto tipo de erosión. Un cráter de pedestal es un cráter de impacto rodeado por un manto de material sobresaliente que termina en una escarpada ladera que puede elevarse centenares de metros sobre la superficie. Es probable que el manto sobresaliente esté formado de material más resistente a la erosión que la superficie circundante.

Hay una teoría que supone que la cuenca norte de Marte, llamada Acidalia Planitia, alguna vez fue un mar poco profundo. Esto ubicaría el área de Cydonia Mensae bajo estudio en un sitio cercano al antiguo litoral. Los cráteres pequeños de este área parecen haber sido modificados por la erosión del agua, quizás por la acción de un suave oleaje. Esto encaja con las observaciones recientes de algunos investigadores, que creen que los rasgos lineales del terreno que se ven en esta área pueden ser depósitos lacustres resultantes de la acción de un oleaje bajo en el borde de un antiguo mar.

La morfología de Cydonia Mensae es compleja y no totalmente comprendida. La región exhibe evidencia de épocas anteriores en la que hubo producción de cráteres, erosión y deposición, que contribuyeron a la creación de la amplia variedad de formas y tipos superficiales que se observan.

espacio