7 % de sacerdotes australianos son acusados de abuso sexual

7 % de sacerdotes australianos son acusados de abuso sexual

El 7 % de los sacerdotes católicos de Australia han sido acusados de abuso sexual a menores de edad en las últimas décadas, dijo un abogado este lunes mientras las autoridades que investigan estos abusos en todo el país revelaron por primera vez el alcance de la crisis.

Las estadísticas se dieron a conocer durante el discurso de apertura de una audiencia de la Comisión Real de Australia sobre la respuesta institucional al abuso sexual infantil. La comisión es la máxima forma de investigación en Australia y desde 2013 estudia la forma en que la Iglesia católica y otras instituciones respondieron a los abusos a niños durante décadas.

La comisión ha escuchado previamente testimonios de decenas de personas que sufrieron abusos de clérigos. Pero la escala total del problema nunca estuvo clara antes de ayer, cuando la comisión mostró las estadísticas que recopiló.

Funcionarios del ente entrevistaron a autoridades de la Iglesia católica y hallaron que entre 1980 y 2015, 4.444 personas reportaron haber sufrido abusos en más de 1.000 instituciones católicas en todo el país, dijo Gail Furness, la principal abogada que asiste a la comisión. La edad media de las víctimas era de 10,5 años, en niñas, y de 11,5 años, en los chicos.

En total, el 7 % de los sacerdotes en Australia entre 1950 y 2010 fueron acusados de abusar sexualmente de menores, explicó Furness.

Francis Sullivan, director ejecutivo de Truth Justice and Healing Council, que coordina la respuesta de la Iglesia católica a la investigación, dijo que los datos reflejan el ?enorme fracaso? de la Iglesia a la hora de proteger a los menores.

?Esos números son impactantes, son tráficos e indefendibles?, dijo un emocionado Sullivan a la comisión. ?Como católicos, agachamos la cabeza de vergüenza?.

El cardenal George Pell, que era la máxima autoridad católica de Australia antes de convertirse en el principal asesor financiero del papa Francisco, declaró en vistas previas sobre cómo las autoridades eclesiásticas respondieron a las acusaciones de abusos a menores durante su época en el país.

Varias autoridades católicas australianas prestarán declaración las próximas semanas.

El informe final de la comisión se espera para finales de año.