Todo tiempo pasado fue mejor, o el anime de hoy en día no tiene corazón

Critica al anime moderno

¿Como pasamos de mujeres a psicóticas?

El anime ha cambiado mucho desde sus inicios. En Japón se empezó a animar a inicios del siglo XX. Se transformó en un negocio después de la II Guerra Mundial y en una industria durante los años 80. Los 90 fueron la edad de oro y ahora es un fiasco.

Antes de que me quieran asesinar los amantes del anime del siglo XXI aclaremos algunas cosas. Hay anime magnifico hoy en día, excelente desde todo punto de vista. No soy una persona que se quedó estancada ni me estoy dejando llevar por el factor nostalgia para hacer estas afirmaciones, las razones van más allá.

Una de las primeras es que la gran mayoría de los realizadores de anime hoy en día no tiene experiencia de vida real. Por esa razón gran parte del anime actual es una colección de estereotipos y convenciones basados en una serie de fantasías alejadas de la verdadera experiencia humana significativa.

El propio Hayao Miyazaki lo dijo en enero: ?Algunas personas pasan su vida solo interesados en sí mismos. Casi toda la animación japonesa es producida con muy poca base en observar a gente real ¿Sabes? Es producida por seres humanos que no pueden soportar ver a otros humanos?.

Repito, no es que mire con desdén a todo el anime actual, pero ciertamente me preocupa que en la envejecida sociedad japonesa los nuevos creadores de anime carezcan de un mínimo de vida en la que inspirarse para sus obras. Más aumenta mi preocupación cuando Miyazaki se retira, Ghibli está al borde de cerrar, un genio como Satoshi Kon murió a destiempo y muchos otros grandes están cada vez más viejos, cerca del retiro o ya no les quedan ideas en la sesera.

Sería injusto e incómodo obviar al milenio del todo. Entonces hablaré de los últimos 20 años, divididos en dos décadas. El anime entre 1995 y 2004 es claramente superior a la mayoría del anime producido entre 2005-2014.

Culpen al abuso del moe, al excesivo uso de personajes estereotipados como las Yandere, Kuudere, Tsundere y todos los dere que se les ocurran. Culpen al abuso de la animación barata de países del sudeste asiático, culpen al fenómeno de El Niño o a lo que quieran, esa es la cruda realidad.

¿Por qué? Simple. Todos quieren una pieza del pastel y no les importa sacar algún anime con una idea mal cocinada o una adaptación pobre de un manga excelente, con tal de aprovechar lo antes posible el filón y meterse un dineral.

Los 90 eran tiempos más sencillos. El anime había empezado a crecer en los 70, en los 80 empezó a dejar de ser una cosa de un nicho, para adquirir reconocimiento y arrancando los 90 empezó a convertirse en un boom gracias a dos series: Dragon Ball Z y Saint Seiya.

Pero conforme fue avanzando la década alcanzó un nivel superlativo en cuanto a las producciones. La creatividad abundaba, los temas se diversificaron, las estrellas se alinearon y empezaron a salir toneladas de buenas series. No por nada las ventas de manga se dispararon y las licencias de anime se volvieron la gallina de los huevos de oro.

Repito, hay grandes anime hoy en día, pero si en la década pasada 3 de cada 10 que salían en un año era bueno y entre cada 10 buenos uno era una obra maestra, hoy en día 1 en 10 es bueno y cada 30 buenos hay una obra maestra. ¿Las razones? Son estas:

1.- El diseño de personajes era superior: En el anime siempre hay personajes que parecen calcados de otros, toda era tiene ese mal. Pero entre 95 y 04 había una gran variedad de estilos de dibujo y personajes, que tenían sobre todo, proporciones más humanas. Sé que eso depende del dibujante y que hoy día hay grandes artistas, pero muchos personajes simplemente lucen anoréxicos. Tomemos como ejemplo algo que ha sido descrito como un bishonen, Lelouch. ¿Really? Se que hay excepciones pero muchos personajes no tiene proporciones humanas, parecen aliens. Para aclarar, lo que más molesta es que muchas series tengan un diseño que es un copia, de un copia de otra copia. Algunos autores clásicos hacen mofa de ello en sus propias obras, como Rumiko Takahashi, pero cuando la enorme mayoría de los dibujantes dibujan con esa estética moe ya cansa.
critica

2.- Guiones que tenían sentido: En aquella época los guionistas se tomaban más el tiempo de cocinar bien sus historias. Tenían una idea clara de lo que querían en sus cabezas y lo ejecutaban de la mejor manera posible. En cambio ahora vemos como muchos anime inician con premisas interesantes y se van al mismísimo demonio en un punto y ya no parecen la misma historia o los personajes se vuelven odiosos. Es también una cuestión de saber cuando parar, ese mal ocurre de siempre, historias que se extienden demasiado, pero ahora tenemos otro problema, historia que duran demasiado poco y lucen apresuradas.
manga

3.- Personajes realmente humanos: Como dije antes, para crear historias sobre humanos hay que vivir. Hay que saber dotar de profundidad o de contexto incluso al más banal de los personajes. Incluso Gokú era capaz de mostrar un rango amplio de emociones sin tener que ser categorizado en un estereotipo absurdo. Misato en Evangelion o Faye en Cowboy Bebop eran mujeres complejas, que podían ser reales, no como el detestable prototipo de Yuno Gasai. Hoy en día casí todos los personajes son unidimensionales, no es que tienen una actitud que puede ser llamada defecto, como el carácter tsundere o yandere, por poner ejemplos, sino que toda su personalidad está construida alrededor de esa característica.
sao

4.- Sentido del humor: La mayoría del anime actual o es un melodrama depresivo sin remedio o recurre con tanta frecuencia al chiste fácil que pierde la gracia. No es que antes no hubiera humor estúpido o dramones terribles, es que muchos show sabían balancear una cosa y la otra, al menos en lo que se refiere a series. El humor es una de las cosas más difíciles que hay, pero incluso en Monster, un manga tremendamente dramático y oscuro había momentos en que afloraba una sonrisa en tus labios. No es que ahora no me hagan reír ninguna, claro que si, pero se recurre con demasiada frecuencia al chiste fácil o al contrario, el melodrama es excesivo.
tokyo ghoul

5.- Personajes memorables: Los reto. ¿En diez años cuantos personajes de los anime actuales tendrán carácter de leyenda entre la comunidad otaku? ¿Cuántos de los protagonistas o secundarios de los anime actuales son realmente memorables? Ahora muchos personajes parecen un rehash de algo que vimos antes y la culpa, de nuevo, es de la masificación y la falta de humanidad. Si salen un millón de anime ya hemos visto miles de variantes de los mismos personajes y eso cansa. Hay excelentes personajes, como ya dije, pero ahora el anime es más una cosa de usar y descartar. Paso el año, olvidadas las series. Todo son modas de la temporada, como las canciones de verano que son un éxito un año y luego pasan sin pena ni gloria.
anime moderno

6.- Había más libertad creativa: Hoy en día, por requerimientos de la industria, se produce anime con fórmulas más que probadas con la intención de generar éxitos seguros ¿Si algo sirve por que cambiarlo? En la década pasada había más obras que tomaban el riesgo. Aún las hay, pero la industria está cada vez menos dispuesta a arriesgar su dinero. También diría que había más creatividad y usaré a un genio probado: Shinichiro Watanabe. Cowboy Bebop-Samurai Champloo > Space Dandy-Zankyou no Terror ¿Si o no? Esto debo aclararlo, porque a muchos puede ofenderlos. Amo a Shinichiro Watanabe. Dandy y Terror me encanta, pero siendo objetivo palidecen tanto en originalidad (Dandy vs. Champloo), como en ejecución de la historia (Bebop vs. Terror). En el caso de Terror los remito a la reseña que hizo otra de nuestras articulistas.
Critica al anime moderno

7.- Mejor animación: Algunos saltarán a hablarme de las mejoras técnicas, de las increíbles paletas de colores brillantes y de secuencias memorables y tendrán razón, pero algo cambió. La animación se encareció. Hoy en día mucha de la animación principal no se hace en Japón y el resultado en muchos casos es vomitivo. En la década pasada había más balance en la calidad de la animación a lo largo de la serie, ahora se la reservan para los primeros dos capítulos y luego es un asco. Usen Naruto como ejemplo. Examen Chuunin, Sasuke vs. Orochimaru y luego busquen Naruto vs. Pain. Alguien en los comentarios mencionó que esta última tiene más frames (Key-Frames). Aclaro, tiene más In-Between, no más Key. Y lo que es más, quien sea que pretenda defender la animación de esa pelea tiene que estar bromeando, sobre todo porque no es consistente con el patrón de toda la serie. Si Naruto fuera Mind Game u otro anime surrealista lo dejo pasar, pero es un shonen de pelea y cuando el personaje deja de parecerse así mismo durante una pelea quiere decir que la animación es un asco.
critica

8.- Apariencia sobre Corazón: Les daré en el Kokoro, pero la mayor parte del anime actual sacrifica el corazón de la obra por enfocarse en la apariencia, en venderte una imagen, una estética. Renuncia a darnos un show verdaderamente inteligente por darnos un producto de consumo rápido que se descarta y vamos por otro. Obviamente hay shows con mucho corazón hoy en día, lo admito, pero el común denominador es basura hecha para vendernos algo. Como hombre no soy amante del Shojo, pero incluso el Shojo de esa época era claramente superior y toleré ver Sailor Moon, Sakura Card Captors, X-1999, Rayearth o Karekano, que por poco la olvido y alguien me la recordó en los comentarios.
manga

9.- Había mejores películas y OVAS: Incluso Ghibli era mejor en esa era y seamos honestos. Ghibli, que siempre es bueno, era mejor entre el 95 y el 2004. Mononoke, Chihiro y Howl, las favoritas de la mayoría de los fans de Ghibli. Los reto a nombras una producción posterior a 2004 que tenga un ápice del reconocimiento y calidad de esas tres. Lo mismo con las OVAS, que ahora son casi una burla, si se comparan con las OVAS de Rurouni Kenshin o Macross Plus.
sao

10- Mejor afición: No quiero herir más susceptibilidades de las que ya he herido. Pero mucha de la causa de lo que pasa hoy en día es su culpa fanáticos. Si, los señalo. Su amor desmedido por sus obras favoritas los ciega al resto del universo y tratan de imponer sus criterios por sobre los de toda la humanidad. Antes nos interesaba que el anime llegara a más gente y fuera respetado, ahora ustedes se sientes elegidos de Dios por ver anime.
tokyo ghoul

Ojo, no es que antes no hubiera fanáticos odiosos, yo detesto a los que no superan a Saint Seiya y se quedaron pegados en el aparato, pero ahora tenemos a los que no superan Naruto y ya se desgarran las vestiduras porque va a terminar.

Pero al final del día a veces me reconcilio con la humanidad, cuando veo Full Metal Alchemist: Brotherhood, Baccano, Durarara!!, Shingeki no Kyojin, Deathnote en su momento, Bakuman, Code Geass aunque deteste el arte, Kuroko no Basket, Tengen Toppen Gurren Lagann, Steins;Gate y tantas otras grandes obras. Tantos grandes films y grandes momentos que nos ofrece el anime actual. Pero es una pena, hay que separar el trigo de la paja con demasiada frecuencia. ¿Que opinan ustedes?