Temer no nombrará al reemplazo del juez que falleció e...
sobre
Brasil.- Sobre el reemplazo del juez de la Corte Suprema de Brasil, Teori Zavascki, que murió en un accidente aéreo, el presidente Michel Temer indicó que cumplirá con los mecanismos regulares.
En un breve contacto con la prensa, durante el velatorio en Porto Alegre el mandatario brasileño indicó que esperará que la titular de la Corte, Carmen Lúcia realice el respectivo sorteo para seleccionar quien será el juez que continúe con el caso Odebrecht.
Igualmente destacó que el futuro ministro del más alto tribunal que ocupará el cargo que quedó vacante luego de la tragedia será elegido después.
Según indicaron medios locales el jefe de Estado escuchó algunas recomendaciones en especial las que provinieron de la ex titular del Supremo Tribunal Federal Ellen Gracie. Ella se reunió el viernes con Temer y por sus declaraciones posteriores en la puerta del Planalto ?la casa de gobierno en Brasilia- surgió que ella aconsejó al gobernante que dejara en manos del máximo tribunal la elección del juez del STF.
odebrecht
Por lo que Temer decidió que la propia institución decida de qué forma se hará el proceso y que aseguró que el Tribunal Supremo ?encontrará la fórmula más adecuada? para el traspaso del caso Odebrecht.
Cármen Lúcia Antunes Rocha, de 62 años, quien asumió la jefatura de la Corte en septiembre del 2016 tendrá que encargarse entonces del proceso de selección del nuevo juez que sustituya a Zavascki pero además la persona que escoja se encargará de continuar con la investigación denominada Lava Jato sobre el esquema de corrupción que esquilmó a Petrobras durante 15 años.
Y sobre la cual se dice que salieron los fondos que utilizó la constructora Odebrecht para sobornar a la élite política brasileña.
Declaraciones como las de un ex ejecutivo del holding, Claudio Melo Filho que trascendieron a la prensa pusieron en evidencia cuánto de comprometido se encuentra buena parte de la actual administración.
Melo Filho dio detalles sobre una cena que tenía como protagonistas al entonces vicepresidente Temer y el ex Ceo de la constructora, Marcelo Odebrecht. Durante ese encuentro, ocurrido en mayo de 2014 en la residencia oficial de los vicepresidentes brasileños (el Palacio de Jaburu), Temer le solicitó 10 millones de reales equivalentes a casi 4 millones de dólares.
Entre los comensales se encontraba Eliseu Padilha, quien se desempeña actualmente como ministro jefe de la Casa Civil (coordinador del gabinete).