6- Asesinato de Andrés Escobar (1994)


Las 6 peores tragedias del fútbol (opinión propia)

Tragedia

Andrés Escobar era un jugador de la selección colombiana de fútbol , con la que participaría el mundial de fútbol de Estados Unidos 1994. En el que lamentablemente marcaría un auto gol que significaría la eliminación de su selección , Diez días después de su regreso, mientras se encontraba en el estacionamiento de una discoteca Humberto Muñoz Castro después de una discucion descargó su revólver en la cabeza de Escobar.

futbol


5-La puerta 12 (1968)


opinion propia

La tragedia se produjo en medio del segundo tiempo de un partido de fútbol entre los equipos de River Plate y Boca Juniors jugado en el estadio Monumental de River, en la Puerta 12, una de las que facilitaban la salida de los simpatizantes visitantes, en ese caso de Boca. Por causas nunca aclaradas el sector de salida a la calle, luego de las escaleras, no se encontraba liberado, y la presión de la multitud que salía causó la muerte de las 71 víctimas


4-Tragedia de Hillsborough (1989)


peores tragedias del futbol

Las 6 peores tragedias del fútbol (opinión propia)

el suceso ocurrido el sábado 15 de abril de 1989 en el estadio de Hillsborough, en Sheffield (Inglaterra), en el que fallecieron 96 personas aplastadas contra las vallas del estadio a causa de una avalancha. El suceso tuvo lugar durante el partido de fútbol entre el Liverpool y el Nottingham Forest, correspondiente a las semifinales de la Copa de Inglaterra.

Las 96 personas fallecidas eran aficionadas del Liverpool.


3-Estadio Deportivo, Accra (Ghana) (2001)


Tragedia

futbol

Es considerada como el peor desastre deportivo de África, con 127 víctimas, ocurrido el 9 de mayo de 2001. Jugaban en Accra Hearts y el Asante Kotko. El malestar por el marcador hizo que los hinchas visitantes del Kotoko lanzaran objetos a la cancha. La policía lanzó gases lacrimógenos y se generó una estampida


2- Tragedia de Lenin


opinion propia

peores tragedias del futbol

suceso ocurrido el 20 de octubre de 1982 en el Estadio de Lenin (actual Estadio de Luzhnikí) de Moscú, en el que se produjo una avalancha humana en las gradas, durante un partido de la Copa de la UEFA entre el Spartak de Moscú y el HFC Haarlem neerlandés.

El accidente se produjo cuando miles de aficionados, que abandonaban el estadio antes de finalizar el juego, corrieron de nuevo a las gradas, después de que el Spartak marcara un segundo gol en los últimos minutos. Según las cifras oficiales, hubo 66 fallecidos, pero después familiares de las personas fallecidas y miembros del equipo mostraron al mundo la cifra de más de 300 muertos.


1-Tragedia del Estadio Nacional del Perú (1964)


Las 6 peores tragedias del fútbol (opinión propia)

Tragedia

futbol

El 24 de mayo de 1964 se enfrentaban Perú y Argentina en la final clasificatoria para las Olimpiadas de Tokio. Aquel día se jugó en un Estadio Nacional repleto, con una asistencia oficial de 47.197 espectadores. El seleccionado de Argentina ganaba uno a cero; cuando faltaban seis minutos para el final del partido, Perú marcó el empate a uno. Sin embargo el árbitro uruguayo, el señor Ángel Eduardo Pazos, anuló el gol del empate. La decisión provocó un estallido de rabia, y varios aficionados saltaron al campo para agredir al árbitro.

Esta imagen provocó un ataque de ira colectiva y las aficiones de ambas nacionalidades, que minutos antes se habían comportado como amigos y compartían grada tranquilamente, empezaron a pelearse a palos y navajazos. La policía peruana, desbordada por la batalla campal que se había formado en las tribunas, intentó sin éxito parar la pelea y solucionó la situación arrojando gases lacrimógenos, lo que provocó la estampida de cientos de personas tratando de huir. Las puertas de la tribuna norte del estadio estuvieron cerradas, imposibilitando la salida de la gente. Se supo después que las puertas habían sido cerradas por la policía, en su intento de que los espectadores se calmaran y regresaran a sus asientos. Esta tragedia se saldó oficialmente con un total de 312 muertos, entre los que se contaron muchos niños y ancianos provocados por la avalancha y las peleas.