Razonamiento profundo y real, por Oscar Wilde 

¡No es cierto que la persona que te ama no puede dejarte! ¡puede hacerlo! ¡créelo! ¡de veras puede! Y lo hará tarde o temprano, sabiendo que la relación que tiene contigo no le aporta ni alegría ni felicidad a su vida; sabiendo que al dar todo de si, al estar dispuesto a todo por ti y sacrificar muchas cosas con tal de estar a tu lado no recibe nada a cambio, que tú lo decepcionas, y que cuando él te subió en un pedestal tú no le tendiste la mano y lo pusiste también en el pedestal a tu lado. Aún sabiendo que es gracias a esa persona que tú estás ahora en el pedestal. 
Esa persona sabe que tú no le debes nada a cambio de lo que ha hecho y  no tienes la obligación de levantarlo a tu nivel, al que él mismo te levantó. Sabe que tú no estás obligado a arriesgarte o sacrificar lo más mínimo por él, y por eso para esa persona la relación se vuelve insoportable... Te dejará cuando entienda que él para tí significa menos que tú para él... y no te dirá nada ni te reprochará nada, tú ni siquiera sospecharás nada, porque sabe muy bien que el obligarte a corresponderle con amor o entendimiento es algo tonto y más que tonto, absurdo. Se irá tranquilamente, sin ruido, y lo más terrible, de repente. Lo que es aún peor es que ese tipo de personas jamás regresan.