¿Qué busca la OTAN en América Latina?

Analistas latinoamericanos consultados por RT comparten su opinión sobre las consecuencias de un eventual acuerdo militar entre Colombia y la Alianza Atlántica.

Venezuela

El reinicio de las conversaciones entre el Gobierno de Colombia y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) con vistas a una cooperación militar ha encendido las alarmas, al vislumbrarse una posible violación de la declaratoria de Sur América como Zona de Paz.

Citado por Telesur, el periodista colombiano Jon Restpo sostiene que no puede olvidarse que la OTAN es un organismo caracterizado por ejecutar "operaciones armadas alrededor del mundo orquestadas desde Washington".

En opinión de Restpo, el interés de la Alianza Atlántica podría calificarse de "muestra de fuerza", si se tiene en cuenta que "Rusia y China han incrementado sus relaciones bilaterales en América Latina" y que a Estados Unidos le preocupa que estos países estén involucrados en grandes proyectos como "el canal interoceánico de Nicaragua y la ampliación del Puerto de Mariel en Cuba".

Preocupación

Entrevistado por RT, el venezolano Raimundo Kabchi, analista de temas internacionales, comenta que en América Latina existen razones para "estar muy preocupados, sobre todo en los países limítrofes con Colombia, ya que desde sus inicios la OTAN ha sido una organización más bien ofensiva".

En opinión de Kabchi, el hecho de que Colombia vaya a concretar una relación militar con la alianza lleva a preguntarse: "¿Contra quiénes va a luchar la OTAN en esta parte del mundo?".

La relación de Colombia con ese organismo "no es una relación humanitaria", por lo que las conversaciones son motivo de preocupación, asegura Kabchi, ya que eso violaría convenios internacionales.

La OTAN y EE.UU

La OTAN fue creada para contener la expansión soviética, estando desde entonces "plegada a todos los intereses geopolíticos de Estado Unidos", comenta a RT el analista político Basem Tajeldine. "Se creó para contener más que la expansión soviética, el ascenso de la izquierda en toda Europa", añade.

Por esta razón, una vez disuelta la Unión Soviética, "este organismo no tenía justificación para su existencia", sostiene.

Asimismo, recuerda que cuando la OTAN inició sus incursiones fuera de Europa, como en el caso de Oriente Medio, lo hizo "a la cola del proyecto caotizador de Estados Unidos para esa zona".

Tajeldine señala que ese acuerdo militar con Colombia es un asunto "muy delicado" para América Latina porque "la OTAN ha sido utilizada para legalizar y sumar consensos a los intereses estadounidenses, para repartir los gastos de la guerra y favorecer a grandes multinacionales".

Hay que verlo, sostiene, "como una amenaza directa para todos los países que levantan banderas de izquierda en esta parte del mundo".

¿Amenaza para la paz? Las críticas de Venezuela al posible acuerdo entre Colombia y la OTAN

america latina

El gobierno venezolano emitió este lunes un comunicado en rechazo al convenio que podría establecer el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos con la OTAN. Caracas denuncia que sería violatorio del pacto de paz en la región.

El gobierno venezolano expresó este lunes su "profunda preocupación" por las conversaciones entre Colombia y la OTAN para firmar un acuerdo militar.

Mediante un comunicado emitido por la cancillería venezolana, Caracas rechazó el reinicio de las conversaciones "para concretar un acuerdo de cooperación militar", que había sido suspendido en 2010, cuando se reestablecieron las relaciones entre Venezuela y Colombia después de un agudo conflicto diplomático que escaló hasta la movilización de tropas a la frontera.

"Este anuncio quebranta la palabra empeñada por el presidente Santos en el año 2010, frente al Presidente Hugo Chávez, de no concretar alianza militar con la OTAN", recalcó Venezuela este lunes.

En 2010, Santos y Chávez se vieron las caras, por mediación de la Unasur, para recomponer la maltrecha relación que se deterioró luego que Colombia anunciara su deseo de instalar bases militares estadounidenses en su territorio.

El anuncio de Santos de retomar el proyecto enfureció a Venezuela, que considera la alianza como un "intento de introducir factores externos con capacidad nuclear" en la región y le da pie a "la política de la guerra", que a su juicio viola los "acuerdos bilaterales y regionales de los cuales Colombia forma parte (UNASUR, CELAC), a través de los cuales se declaró a América Latina y el Caribe como Zona de Paz".

El pasado sábado, el mandatario colombiano confirmó que el convenio militar era un sueño desde que él era ministro del Defensa, durante el gobierno de Álvaro Uribe: "me entregaron la carta donde dicen que Colombia ha sido aceptada", puntualizó.

Para Caracas, el anuncio "desvirtúa los principios de Bandung que dieron origen al Movimiento de Países No Alineados (Mnoal), que prohíbe expresamente a sus Estados Miembros formar parte de alianzas militares".

El gobierno venezolano ha anunciado que acudirá a instancias diplomáticas y políticas para impedir que organizaciones bélicas como la OTAN pisen suelo Latinoamericano, al tiempo que exhortó al gobierno de Colombia "a no generar elementos de desestabilización y guerra en Suramérica".

amenaza