En una emocionante final de Copa Argentina, River le gana a Rosario Central en Córdoba


Llegó el gran día de la final de la Copa Argentina, o también llamada por muchos equipos como la Champions League, por la importancia y todo lo que hay en juego en esta edición. En el Mario Alberto Kempes, River le gana 4-3 a Rosario Central en un encuentro que tuvo de todo.

Lucas Alario anotó tres y el restante fue de Alonso para el Millonario; mientras que Damián Musto y Marco Ruben por duplicado lo hicieron para el Canalla.

A lo Boca, River le gana a Central.

El recibimiento a los dos equipos fue impactante, digno de una final. Fuegos de artificio y mucho color en las tribunas. La mala condición del campo de juego fue lo único que empañó en parte esta definición. Ese fue el único punto en contra de la organización, que desplegó un gran espectáculo previo.

La primera etapa tuvo todos los condimentos posibles y contó con muchas polémicas. Cuatro goles, dos penales, otras jugadas dudosas no sancionadas y seis amonestados, tres por lados.



El Millonario abrió el marcador a los 10 minutos con gol de Lucas Alario de penal. La falta dentro del área la cometió Damián Musto. Tres minutos antes, todo Central reclamó un penal sobre Teófilo Gutierrez de Leonardo Ponzio.

Con muchas protestas de ambos lados, más del conjunto canalla por entender que habían sido perjudicados por el árbitro Patricio Loustau, se dieron minutos de mucha fricción en el juego. Hasta que a los 25", Damián Musto marca el 1-1 parcial tras superar en lo alto a Batalla, quien reclamó falta.

river

Cuatro minutos después, Central lo daba vuelta con gol de Marco Ruben, quien tuvo un gesto técnico impecable dentro del área bajando el balón y definiendo en una misma acción. Fue el mejor momento del equipo de Coudet. River se mostró perdido e inconexo en ataque.

Hasta que llegó la jugada más polémica del partido. Patricio Loustau sanciona otro nuevo penal para River, por un agarrón de Dylan Gissi sobre Lucas Alario. El mismo delantero fue quien se encargó de patearlo y marcar su doblete y el empate parcial en Córdoba.

El que triunfe, además de levantar el trofeo, se hará dueño de un cheque por 3.511.000 millones de pesos (si se suma a lo que tienen acumulado dará un total de 8.651.000), un boleto a la fase de grupos de la próxima Copa Libertadores y la posibilidad de disputar la Supercopa Argentina ante Lanús, último campeón del torneo local (le da más de 3 millones de pesos al vencedor).


El Millonario llega abatido a este compromiso, luego de la dura derrota ante Boca en el Superclásico disputado en el Monumental. Esta caída volvió a despertar los rumores sobre una posible ida de Marcelo Gallardo en caso de obtener un resultado negativo.

Gallardo intenta conquistar el sexto título en su carrera como director técnico, aunque curiosamente sería el primero en el plano local.

Rosario Central busca tachar una asignatura pendiente, ya que perdió las últimas dos finales de la Copa Argentina: Huracán (2014) y Boca (2015). Además, el Canalla podría cortar una sequía de 21 años sin títulos. Su último palmar fue la Copa Conmebol de 1995.

Este también podría ser el último partido para Eduardo Coudet, quien tiene varias ofertas para cambiar de aire. En las últimas horas se instaló en Rosario que sea cual sea el resultado, el Chacho tendría la decisión tomada de marcharse.

ladron