Niegan residencia a ciudadana argentina ?por ser teibolera?


Ciudad de México.- El oficio de teibolera es lícito, permitido, pero no es honesto, porque atenta contra las buenas costumbres, la moralidad pública, es impúdico, va en contra del decoro, la decencia y tiene como finalidad despertar el apetito sexual.
Con estas y otras palabras, la delegada del Instituto Nacional de Migración en Nuevo León, Irma María García Hinojosa, definió la actividad que realizaba una mujer de origen argentino que pidió permiso para regular su situación legal en el país para poder trabajar como ?artista bailarina? en un table dance en la ciudad de Monterrey.
Al final, estos argumentos no fueron los únicos que motivaron la orden de salida que le giró Migración a la mujer argentina, que había ingresado como turista, para que abandonara el país, pero sí llamaron ?fuertemente? la atención de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que revisaron su caso.
La mujer impugnó la decisión del Instituto y su caso, después de casi dos años, llegó hasta el máximo tribunal del país, en donde su asunto llamó la atención de los ministros de la Primera Sala.

Niegan residencia a Argentina en México

Pero la argentina también había incurrido en una falta fácil de sortear para Migración: había ingresado como turista en los primeros días de noviembre de 2006 y antes de que concluyera ese mismo mes ya estaba trabajando en un centro nocturno de Monterrey, violando así diversas disposiciones.

De ahí que el Instituto también hubiera ordenado su salida del país por violar las leyes migratorias mexicanas. Es decir, después de todo, Migración también había sustentado su decisión en otro aspecto, ese sí de tipo jurídico. Y por lo mismo no era posible amparar a la bailarina.

mexico