Esta madre hace que el almuerzo de su hija sea perfecto, dejándole todos los días mensajes feministas

Madre hace el almuerzo dejándole mensajes feministas

La educación es mucho más que ir a la escuela para aprender matemáticas o historia, tiene que ver con el crecimiento personal, la inspiración y entender mejor al mundo. Desde luego, buena parte de la educación mundial enseña para saber y no para comprender, así que depende de nuestro círculo lograr una visión más amplia de lo que sucede a nuestro alrededor. Meaghan Elderkin es una madre comprometida y todos los días le recuerda a su pequeña hija valores a través de caricaturas y mensajes dibujados en una servilleta.

Meaghan comenzó a dibujar caricaturas divertidas para su hija desde el preescolar y cuando aprendió a leer mejor en primaria, eligió grandes personajes femeninos con mensajes más potentes para enseñarle el valor de ser mujer y lo importante que es ser fuerte e independiente.

En este cuaderno guarda las servilletas.

madre

Estas son algunas de las servilletas:

?No le temo a las tormentas, pero estoy aprendiendo a zarpar en mi barco?.


mensaje

?Ten cuidado; pues no conozco el miedo y soy, por tanto, poderosa?.


HACE

?La cosa más difícil es tomar la decisión de actuar. El resto es mera tenacidad?.


Almuerzo

?Nos damos cuenta de la importancia de nuestras voces solo cuando están silenciadas?.


feministas

?Ningún hombre es suficientemente bueno para gobernar a una mujer sin su consentimiento?.


Madre hace el almuerzo dejándole mensajes feministas

?Cuando vayan bajo, iremos alto?.


madre

?Prefiero arrepentirme de las cosas que he hecho que de las que no?.


mensaje

Elderkin, explicó que la tradición comenzó con su madre. Tenía la costumbre de dibujar caricaturas divertidas en las servilletas, pero en estos tiempos pensó que sería mejor reforzar ciertos valores a su hija en vez de hacer chistes. Como anécdota, cuenta que después de los resultados de las elecciones Hillary-Trump quedó muy decepcionada y su pequeña Holden le dijo: ?Debes ser valiente como Malala Yousafzai?.

Creo que este tipo de actividad es excelente. No solo permite aprender de cultura general, sino que también alimenta el alma. Recuerdo que mamá leía para mi una poesía todas las noches y gracias a ella aprecié la literatura.

¿Hicieron tus padres algo parecido?