¿Has oído hablar alguna vez de la lengua universal? ¿Cómo crees que sería el mundo si todos hablásemos el mismo idioma?

Dicha lengua universal existe y la hablan miles de personas en todo el mundo, pero fracasó en su intento de constituirse como una «segunda lengua para todo el mundo».

Veamos un poco sobre la historia del esperanto, sus aspectos técnicos y su«fracaso» relativo a los demás idiomas.


Historia del esperanto

Esperanto: ¿Qué es exactamente y por qué fracasó?

El esperanto es la lengua planificada, o lengua artificial, más utilizada en todo el mundo. Fue creada por L. L. Zamenhof, un médico oftalmólogo nacido en el entonces Imperio Ruso, actual Polonia, en 1859.

Zamenhof describió el esperanto por primera vez en su libro La lingvo internacia (La lengua internacional), bajo el seudónimo de Doktoro Esperanto (Doctor Esperanzado). Esta palabra finalmente dio nombre al idioma en sí mismo.

El objetivo inicial del idioma era crear una lengua universal que sea fácil de aprender. Esta lengua universal, sin reemplazar al resto de los idiomas, serviría para fomentar la comprensión entre los pueblos; fue concebida como una lengua auxiliar internacional, es decir, una «segunda lengua» para todo el mundo.

Durante las primeras décadas tras su creación, el esperanto se perfeccionó y se expandió a un ritmo considerable. Se crearon organizaciones y clubes de literatos para difundir el idioma a través de la cultura y la ciencia. Como ejemplo de esto podíamos citar a personalidades como Albert Einstein y Leo Tolstoi, quienes participaron activamente en la promoción del idioma a través de diferentes publicaciones.

idioma

El esperanto también buscó difusión a través de la religión, ya que rápidamente se realizaron traducciones de los libros sagrados de diferentes religiones de todo el mundo (cristianismo, islam, bahaísmo, budismo, oomoto, y espiritismo).

El esperanto pretendía llegar a todas las sociedades, culturas y etnias; pretendía ser un idioma universal. Durante algunas décadas funcionó, el idioma se expandió por todo el Europa, muchas organizaciones y personalidades lo adoptaron como idioma usual y defendieron su implementación, pero todo esto no duraría demasiado.

Durante los primeros años del siglo XX el esperanto se difundió sobre todo entre la clase trabajado

ra, tanto así que fue denominado «el latín de los obreros». Pero posteriormente, a partir de la década de 1930, la era de los totalitarismos, los nacionalismos y consiguiente comienzo de la Segunda Guerra Mundial contribuyeron al freno de la expansión del esperanto e incluso a la persecución política de sus defensores.

global

Hitler decía que el esperanto podría ser usado para la dominación del mundo por una conspiración judía internacional, Stalin decía el esperanto era una «lengua de espías» y desde Estados Unidos se argumentaba que el esperanto era sinónimo de comunismo.

Por diferentes vías y con diferentes argumentos los principales centros políticos del mundo durante el siglo XX «minaron» la difusión del esperanto como lengua internacional. Actualmente el esperanto sigue sin ser reconocido oficialmente como un idioma, sin embargo la Asociación Universal de Esperanto mantiene relaciones oficiales con diversas dependencias de la ONU como Unicef y la Unesco; así como con diferentes organizaciones internacionales (OEA, ISO, entre otras).


¿Fracasó el esperanto? ¿Por qué?

esperanto


El esperanto se creó hace casi 150 años y, a pesar de no ser reconocido oficialmente y no ser la lengua oficial de ningún país, ha logrado sobrevivir. Eso, en sí mismo, es una victoria. Se trata de una lengua completamente desarrollada que logró y ha mantenido la aceptación de gran parte de la sociedad a través de expresiones culturales y humanitarias de gran relevancia.

Se suele decir que el esperanto fracasó en su intento de convertirse en una segunda lengua internacional, es decir, el segundo idioma de todos los idiomas del mundo; y eso es verdad: en ese sentido, el esperanto fracasó.

Los motivos por los que fracasó deben buscarse en causas históricas y antropológicas. Como vimos anteriormente, la historia política del siglo XX explica por qué no se logró construir verdaderamente un idioma universal. Pero también debemos atender a causas antropológicas y sociales: ¿estaría preparada la humanidad para unificarse bajo un mismo idioma? ¿Qué consecuencias tendría desde el punto de vista de la diversidad cultural? ¿Qué cambios implicaría en la vida de las personas?

Aspectos técnicos del esperanto

idioma mundial

  • Creador: Ludwik Lejzer Zamenhof (Imperio Ruso, 1859 ? Polonia, 1917)
  • Extensión geográfica: todo el mundo
  • Cantidad de hablantes: entre 10 000 y 2 000 000 (estimación de S. S. Culbert)
  • Cantidad de hablantes nativos: entre 1000 y 10 000 (estimación de S. S. Culbert)
  • Cantidad de países en que es lengua oficial: ninguno
  • Lenguas madre: francés, italiano, alemán, inglés, ruso, polaco
  • Alfabeto base: fonético (una palabra un sonido) latino, más seis letras con acento diacrítico (?, ?, ?, ?, ? y ?), menos las letras q, w, x e y.
  • Gramática: 16 reglas gramaticales sin excepciones
  • Autoridad: Universala Esperanto-Asocio (Asociación Universal de Esperanto)

  • porque fracaso