como ganarle a Chapecoense?

BUENOS AIRES (DyN) -- River Plate, muy distante de su mejor momento y de sus más destacadas producciones, le ganó 3-1 al modesto Chapecoense de Brasil el juego de ida por los cuartos de final de la Copa Sudamericana que se desarrolló en el Monumental.

El equipo de Marcelo Gallardo hasta se puso en ventaja a los 19 minutos del primer tiempo por intermedio del cotizado uruguayo Carlos Sánchez, pero a los 36 de ese período Maranhao sorprendió a todos al darle forma al 1-1 con que concluyó el parcial.

Recién a los 18 minutos de la segunda parte Leonardo Pisculichi, valiéndose de su exquisita pegada, estableció el 2-1 al definir con maestría de tiro libre por encima de la barrera.

El 3-1 que redondeó y maquilló el tanteador de nuevo lo marcó Sánchez, a los 41, al recoger cerca del área chica una asistencia de Sebastián Driussi, culminando así una secuencia en la que hubo varios rebotes. Y así vencieron los Millonarios, por demasiado poco si se tiene en cuenta la historia de cada uno de estos clubes.

Agrava esta situación que el problema no es nuevo, dado que a River le cuesta todo desde que comenzó la etapa post conquista de la Copa Libertadores de América y Suruga Bank, y lamenta bajas como la del defensor internacional Ramiro Funes Mori.

El desquite se realizará el miércoles próximo en el Arena Condá, en Chapecó, estado brasileño de Santa Catarina.

River demostraba su mayor jerarquía en los primeros minutos del cotejo y, a los 19, el 1-0 llegó como consecuencia de un contraataque fulminante por la izquierda, en el que Milton Casco desbordó y mandó un centro hacia atrás abierto y rasante que aprovechó Sánchez para definir con un zurdazo bajo y esquinado.

Pero, a los 36, Maranhao se valió de un error mayúsculo y generalizado de la retaguardia riverplatense, que tuvo su origen en una salida a destiempo del colombiano Eder Alvarez Balanta, e igualó el parcial al resolver entre las piernas del arquero Marcelo Barovero.
Ya en el tramo final de ese segmento inicial el local estuvo alejado de transmitir una imagen favorable.

En la segunda parte la mejoría y recuperación de River siguió demorada, hasta que, a los 18 minutos, se iluminó Pisculichi y de su zurda magistral salió el 2-1 que hasta pareció incrustar al arquero Danilo dentro de su valla.

Hubo alguna réplica aislada de los brasileños, pero ya River prevalecía y la situación dejaba la sensación de hallarse controlada. Los Millonarios hicieron algunos amagues de consumar el tercer gol de la noche hasta que, sobre el desenlace, tras insistir, Driussi le dio la oportunidad a Sánchez de concretar el 3-1.

River al menos mejoró en la red ajena y dio otro paso en procura de defender la Copa Sudamericana, de la que es el campeón vigente.


link: https://www.youtube.com/watch?v=S1MEVru58eo