México construirá muro en la frontera con Guatemala
Más de 600,000 emigrantes, en su mayoría centroamericanos, tratan de cruzar México para llegar a EE UU


México construirá muro que lo separe de Guatemala

El estado mexicano de Chiapas construirá un muro en la frontera entre México y Guatemala para impedir la entrada de inmigrantes ilegales centro y sudamericanos, así como el contrabando de mercancías, anunciaron las autoridades regionales.

La Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) mexicana difundió la intención de construir un muro en estado de Chiapas. Según el organismo la barrera será levantada a lo largo del fronterizo río Suchiate. El río Suchiate marca la frontera occidental entre México y Guatemala y es aprovechado para ingresar producto mexicano al país sin pagar impuestos.

El intendente de SAT, Raúl Díaz, indicó que el estado chiapaneco tiene intención de construir la muralla a orillas del río Suchiate, en la frontera entre ambos países.

El motivo de la construcción sería evitar el paso de balseros con productos de contrabando. Además, Díaz agregó que "podría también evitar el libre paso de inmigrantes ilegales".

La SAT aseguró que el embajador de México en Guatemala, Eduardo Ibarrola, explicó que se trata "solo de la elevación del borde del río, la cual se mirará como un muro". Siglo Veintiuno llamó a la la Oficina de Promoción Comercial de México y al Servicio de Administración Tributaria en México (SAT) y todas aseguraron no tener información del proyecto.

Posteriormente trascendió que el propósito de los gobiernos federal y de Chiapas es la construcción de dos bordos con un total de mil 200 metros de longitud en las márgenes del río Suchiate, límite internacional entre México y Guatemala, para evitar desbordamientos e inundaciones.

Oposición

Las autoridades guatemaltecas valoraron negativamente estos planes. La coordinadora ejecutiva de la Mesa Nacional para las Migraciones en Guatemala, Marila de Prince, declaró que la construcción del muro no resolverá los problemas y que México debería buscar otras soluciones para la seguridad nacional. Ante la posibilidad del emprendimiento fronterizo, el vicepresidente de Guatemala, Rafael Espada, consideró que "los muros no son la solución a los problemas". Y agregó que estos emprendimientos no "harán funcionar a ningún país".

En opinión de expertos, la decisión de construir un muro en la frontera con Guatemala fue tomada debido a la matanza de 72 ciudadanos de El Salvador, Honduras, Ecuador y Brasil perpetrada por narcotraficantes mexicanos.

El pasado 24 de agosto, el Ejército mexicano realizó un operativo especial en un rancho de la localidad de San Fernando, a 160 kilómetros de la frontera con Estados Unidos, a raíz de la denuncia de un ecuatoriano herido de gravedad que logró escapar de los asesinos.

Muro

Expertos independientes señalan que México decidió seguir el ejemplo de Estados Unidos que en 2005 construyó un muro en la frontera con su vecino del sur.

Sin embargo, la barrera, que costó 2,700 millones de euros, no solucionó el problema de la inmigración ilegal. El año pasado, las autoridades estadounidenses detuvieron a 661,000 inmigrantes ilegales en la frontera con México, mientras que otros 3.3 millones de "sin papeles" lograron entrar en el territorio estadounidense. Grupos como Los Zetas los interceptan, a veces con la complicidad de las policías locales, según numerosas denuncias coincidentes de ONG.

La ola de preocupación generada por la matanza en Tamaulipas llegó a la Organización de Estados Americanos (OEA), que ayer dedicó su sesión al tema.

"Se requiere de acciones interestatales concertadas para hacer frente a esta nueva modalidad delincuencial", alertó el representante de Guatemala en la OEA, Jorge Skinner, en ese foro.

Aumentan denuncias de secuestros de emigrantes

El rescate de seis cubanos y la denuncia de que 17 emigrantes que iban a Estados Unidos están secuestrados en el norte de México son ejemplos del ensañamiento del crimen organizado con los emigrantes, que tuvo su peor muestra en la matanza la semana pasada de 72 de ellos.

A estos casos se suma el de un ecuatoriano de nueve años que, según su familia en Quito, sigue en manos de una banda que liberó a su madre para que busque 4,000 dólares de rescate. Ambos habían sido secuestrados cerca de la ciudad mexicana de Villahermosa (sureste) tras atravesar Centroamérica.

Pero ya desde 2008 varias ONG e incluso organismos oficiales mexicanos alertaron que organizaciones criminales estaban recurriendo en forma creciente al secuestro de migrantes y asesinando a quienes no pagan rescate.

Fuente