La vidente búlgara Baba Vanga, también conocida como la Nostradamus de los Balcanes, ha predecido que Barack Obama será el último presidente de los Estados Unidos de Ámerica, lo que ha provocado una gran incertidumbre sobre el futuro de la nación tras la victoria de Donald Trump en la elecciones del pasado 9 de Noviembre.

Vanga, que vivió entre 1911 y 1996, fue reconocida como una de las más grandes videntes del siglo XX por sus predicciones sobre acontecimientos históricos y que finalmente ocurrieron. Esta adivina búlgara profetizó que el 44º presidente estadounidense sería de raza negra, pero no está claro qué es lo que quiso decir con que Obama sería el último.