En los años ochenta tejieron un fuerte vínculo comercial con negocios en los Estados Unidos. Del cheque que impactó al presidente argentino al sobre que recibió con fotos insólitas.


La relación entre Mauricio Macri y el presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, se remonta a los años ochenta. En esos años, tejieron una cercana relación comercial, que incluyó uno de los cheques más grandes que tuvo en sus manos el hoy presidente argentino: ciento cincuenta millones de dólares. Semanas atrás, Macri se inclinó por la candidata demócrata, Hillary Clinton. Hoy, ambos prefieren no recordar los tiempos de amistad en New York.

El día que Macri fue estafado por Donald Trump


Todo fue parte de un negocio que sellaron Macri hijo, junto a su padre, Franco Macri, en sociedad con Trump, que incluía la construcción de un enorme negocio inmobiliario en West Manhattan, así como las promesas de inversiones en la Argentina. Según recuerda Gabriela Cerruti, ex legisladora porteña y autora del libro El Pibe, sólo ellos tres saben qué acuerdos sellaron.

En el libro, Macri contó que ese cheque lo impactó. ?Cuando vi esa cantidad de ceros pensé: nunca más voy a ver un cheque así en mi vida?. Ese fue, según recuerda hoy la ex legisladora, el primer gran negocio de la familia Macri que quedó en manos de Mauricio. Los empresarios argentinos buscaban desembarcar en los Estados Unidos con varios negocios.

Fue el alcalde y empresario Edward ?Ed? Koch uno de los nexos para presentar a los Macri con Trump. Los dueños de Socma pretendían desembarcar en Nueva York para asociarse con Waste Managment Inc, para conformar Manliba, empresa de recolección de residuos que se quedó con el negocio. Luego incursionarían junto a SIDECO, también de los Macri, en una sociedad en Brasil.

macri

Los negocios continuaron. Franco envió a Mauricio a cerrar un acuerdo para desarrollar un megaproyecto inmobiliario, un complejo de torres en terrenos adquiridos por Trump y su socio, Abraham Hirchfeld, un empresario vinculado a la mafia estadounidense. El presidente electo le vendió su parte luego a los Macri.

El recuerdo de Macri en El Pibe sobre aquellos tiempos de negociación es muy claro. ?Me ayudó la audacia de mis veintipico. Trump era loco, caprichoso, yo llegaba tarde a las reuniones, se las cambiaba de horario. ?No, Donald, salgamos con chicas esta noche y mañana reunámonos a la tarde???, contó.
Trump

donald trump


mauricio macri

franco macri donald trump

LA VISITAS DEL "AMIGO DONALD"


En varias ocasiones en que Trump visitó la Argentina se alojaba en la quinta de la familia Macri, Los Abrojos. También estuvo en Misiones, en los años en que gobernaba Ramón Puerta, hoy embajador en España. Allí se quedó con el negocio de la privatización del primer casino.

"Me encanta Buenos Aires, es una hermosa ciudad. Conozco grandes hombres de negocios en la región, como Macri. Es un buen tipo", confesó Trump en 2012 al diario La Nación. "Conozco a los dos (Macri), al padre y al hijo, que ahora es jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Me caen bien y creo que son una gran familia. Me dijeron que el hijo está haciendo un buen trabajo en Buenos Aires. Aprovecho para mandarle mis saludos?, aseguró.

El día que Macri fue estafado por Donald Trump


Cuando Macri asumió, Trump intentó comunicarse con Mauricio pero no fue posible.
Pero en algún momento la negociación no avanzó. Trump decidió no sumarse al negocio y compró la parte de Macri con el cheque de los ciento cincuenta millones.

Años atrás, cuando aún era jefe de Gobierno porteño, Macri invitó a Trump a participar en la licitación por la nueva terminal de ómnibus. La respuesta la contó en las últimas horas el periodista Carlos Pagni, en La Nación: ?A vuelta de correo recibió una respuesta incomprensible. Un sobre con fotos de Trump haciendo los gestos más ridículos. Al enterarse de que Macri había conquistado la presidencia, Trump intentó saludarlo, pero la comunicación no se realizó?.


RESUMEN NVL 5: IBAN A HACER TERRIBLE NEGOCIO INMOBILIARIO, TRUMP NO CUMPLI SU PARTE, LOS CAGO Y CASI VAN A QUIEBRA. MACRI QUEDO PICADO CON ESA EXPERIENCIA, POR ESO CUANDO TRUMP LO LLAMO PARA FELICITARLO POR LA PRESIDENCIA , NUNCA CONTESTO MACRI.