Cierro los comentarios porque se me da la gana.

Una vez conocģ a un chico,
muy bien
muy bien,
con su guitarra sucia
y sus manos ateridas;
le preguntč:
- æQue haces chico?.
y me contesto:
- Fantasģa.

Y otra vez encontrč al chico,
muchos ańos despučs
del que les hablaba,
ya mąs grande,
en una limusina
espeluznante,
le roguč que baje el vidrio,
y me grito:
- QUE QUIERES?.

Y le dije:
- No eras tu el otrora joven
de la guitarra sucia?
y me dijo
- Si.
y le dije:
- Que estąs haciendo ahora?.
- Muchas divisas con publicidades
de bancos,
muchas ahorros con especulaciones.

Y se fue a gran velocidad,
como un ladrņn cualquiera,
como un oportunista de la época.


A lo