En las redes sociales abundan las personas que no tienen otra cosa mejor que hacer que disfrazarse de payaso asesino para asustar a todo aquel que se cruce en su camino.

El payaso asesino cobró para el campeonato

Sin embargo, abusar del recurso puede traer consecuencias no deseadas. En este caso, el damnificado fue Ashley Symes, un youtuber británico de 23 años que salió junto a un par de amigos a hacer cuestiones virales en Chatham, su pueblo.

El problema es que una de sus víctimas tomó la broma como algo personal. ¿Qué hizo? Lo encaró y le embocó una mano digna de Mike Tyson.

No jode más:



link: https://www.youtube.com/watch?v=FfQShKBKuxI