10 historias reales que después de conocer no querrás dormir

Caminaba lo más rápido que podía intentando no resbalarme con alguna rama mojada o un pedazo de pavimento lodoso y mientras contaba hasta tres para atreverme a voltear hacia atrás y poder asegurarme de que la presencia que sentía tan cerca y casi sobre mis hombros no fuera real. Por lo que cada vez que giraba la cabeza me preparaba para lo peor, pero sólo comprobaba que lo que yo juraba se trataba de una respiración detrás de mi cuello de alguien que me seguía no era más que parte de mi paranoia.

Estaba ya muy cerca de llegar a mi casa cuando de entre los oscuros árboles del parque que me quedaba a un lado salió a toda velocidad un perro que gruñía y ladraba fuertemente con los colmillos ensalivados, mismos con los que creía que me mordería una pierna antes de darme cuenta de que en realidad perseguía algún bicho o ratón que se había cruzado la calle. A pesar de saberlo, mi corazón parecía estar a punto de explotar aún dentro de mi pecho, pues podía sentir cómo un hormigueo iba subiendo desde mis tobillos hasta mi cuello como pequeñas descargas eléctricas que me obligaban a querer correr pero al mismo tiempo me impidieron alejarme de aquel perro.

Tan rápido como puse un pie en el tapete de la entrada de mi casa, metí las llaves que ya tenía listas dentro de una de mis manos para abrir la cerradura y al mismo tiempo que giré la perilla para abrir la puerta, escuché un fuerte crujido detrás de mí, ni siquiera me atreví a voltear, sólo entré rápidamente y cerré de un golpe la puerta, olvidando prender alguna de las luces de mi casa.

Los segundos que permanecí congelada en medio del pasillo de entrada, completamente sola, a obscuras y más que aterrada, han sido los más espantosos de mi vida. Fue impresionante la forma en que el miedo pudo recorrer todo mi cuerpo en milésimas de segundos, provocando un escalofrío en toda mi piel; recuerdo como mientras se me calentaban las orejas también sentí una punzada en la cabeza que no me dejaba pensar, las manos se me llenaron de una sudor frío y las piernas se me entumecieron.

Petrificada por el miedo sentía como si mis brazos hubieran sido tomados por alguien que también me tapaba la boca con su mano, impidiéndome moverme o gritar. Pero realmente no pasaba absolutamente nada, todo lo que sentía e imaginaba era el resultado del terror que me acompañó todo el camino hasta llegar a casa; en donde aún me sentía insegura, atemorizada y paralizada por la sensación de temor que la historia que una de mis amigas me contó esa tarde, acerca de un alma que supuestamente vagaba en pena sobre las mismas calles que todos los días atravieso; el pánico me invadió de pies a cabeza.

suspenso


De hecho, es muy fácil que a partir de la sugestión la mente comience a divagar imaginando cosas con tanta fuerza que pueden producirnos las mismas reacciones y sensaciones que cualquier miedo real. Por ejemplo, todas las historias que leerás a continuación y que seguramente te dejarán tan alterado como para nunca lograr conciliar el sueño esta noche.

reales


10. Los Asesinos de Villisca Axe

Toda casa embrujada guarda una historia sin resolver que en algún momento acaparó la atención de todos los que presenciaron el escalofriante final de algún evento desafortunado. Al menos así fue como la residencia de la familia Moore, en Iwoa, se convirtió en la trágica escena de cuartos embrujados y paredes que ahora hablan, pues en 1912, la familia conformada por Sarah, Josiah, sus cuatro hijos y dos de sus invitados fueron asesinados con sangrientos y despiadados hachazos.

El terror vino cuando al encontrar los cuerpos de la víctima nadie pudo averiguar cómo ni quién había cometido el crimen, pero desde ese día la casa que habitaba la familia Moore sigue llorando a través de crujidos, aullidos y otros sonidos extraños la muerte de todos los que algún día cenaron sobre las sillas del comedor de aquella mansión.

historia

terror
?
9. Combustión humana espontánea

Esta historia es tan extraña como su título, que gira en torno al hombre que fue encontrado completamente incinerado sobre una silla de madera que no parecía tener ningún rastro de fuego. Además de la silla, ninguna otra área de la casa del calcinado hombre había sido afectada por el fuego, por si fuera poco, los pies y calcetines de aquella persona estaban intactos.

La particularidad del caso dio para muchas especulaciones y años de investigación, sin embargo, la conclusión más acertada hasta el momento fue la que declaró que se había tratado de una combustión espontánea que comenzó desde dentro del cuerpo de la víctima, razón por la que teóricamente no se incendió ninguna otra parte de su casa.

Además, la explicación con la que se relaciona el estado y muerte del cuerpo del hombre a causa de la combustión espontánea, fue la que confirmó que su muerte llegó en el momento en que la respiración le comenzó a faltar debido a que se congestionó con el humo que produjo su propio fuego, mas no por las heridas que éste le provocó.

Ultratumba

10 historias reales que después de conocer no querrás dormir

8. El caníbal Armin Meiwes

Más que un crimen cometido por Meiwes, se trató de un golpe de suerte con el que el caníbal se topó, pues un día, mientras el amante de la carne humana navegaba por la red, se encontró con una persona que voluntariamente se ofrecía a ser el platillo principal de alguien como Armin Meiwes.

Por lo que con el consentimiento de la ?víctima?, el caníbal alemán cortó el pene del voluntario para comérselo entre los dos y después del aperitivo, se dispuso a asesinar al hombre con el que saciaría durante varios días su adicción al sabor humano. Aún después de haber comprobado la autorización de la víctima, Armin Meiwes fue llevado a prisión, donde irónicamente se convirtió en vegetariano después de varios años.

suspenso

reales
?
7. El caso del bidón de concreto de Junko Furuta

La historia narra la vida de una joven japonesa de 17 años que fue secuestrada durante 40 días, los más horripilantes de su vida, pues a diario la enclaustrada era violada, golpeada a palos y torturada de muchas maneras por sus secuestradores.

Cuando Junko no resistió más, para la sorpresa de sus captores, la joven no volvió a moverse después de la última paliza que resistió por más de una hora seguida. Justo después de comprobar su muerte, los criminales decidieron colocar su cadáver en un bidón de 208 litros que después rellenaron con hormigón, encapsulándola en una mezcla que con los días se solidificó por completo; la chica meses fue encontrada meses después dentro del contenedor.

historia

terror

6. El misterio de Hinterkaifeck

Existen muchos fenómenos para los que es casi imposible encontrar una explicación, por lo que terminan por llamarse misterios, casos sin resolver, efectos de lo paranormal o historias fantasmales que por más agnósticos que nos consideremos, nos ponen a temblar.

Ese fue el caso de Hinterkaifeck, una granja al norte de Alemania en la que habitó un asesino que jamás fue encontrado y que muchos aseguran se trataba de algo proveniente de otro mundo; este ser mató a una familia de seis integrantes con una de la herramientas que los granjeros guardaban en el granero.

El miedo al criminal que nunca fue capturado creció cuando se encontraron las huellas sobre la nieve de alguien que dejó un rastro por todos los rincones donde asesinó a cada uno de los integrantes de esta familia, pero que nunca dejó algún indicio de haber salido de aquella granja tapizada por varios centímetros de nieve, por lo que nadie encontró una explicación para la ?desaparición? de quien parecía haber podido volar después de haber matado a sangre fría a sus víctimas.

Ultratumba

10 historias reales que después de conocer no querrás dormir

5. Amor más allá de la muerte

La que parecía una típica y romántica historia de amor, se convirtió en el Frankenstein de Alemania cuando Carl Tanzler, un médico alemán que se enamoró de una paciente desahuciada que lo llevaría a la obsesión más terrorífica que alguien pudiera imaginar, decidió regresarla a la vida o más bien, sacarla de la tumba en la que el cuerpo de la chica descansaba.

Pues después de la muerte de Elena Milagro, el gran amor de Tanzler, el médico decidió extraer el cuerpo de Elena dos años después de haber sido enterrada por su familia para llevárselo consigo y ocultarlo en su casa por siete años, hasta que las autoridades descubrieron que alguien había desenterrado el cadáver de la bella mujer de la que Tanzler no soportó estar separado, ni siquiera después de su muerte.

suspenso

reales

4. La mujer tóxica

Gloria Ramírez fue el nombre de la mujer que llegó al Hospital General Riverside de California para envenenar a otros pacientes y doctores con su propia enfermedad.

Después de varios años en los que la vida de Gloria había sido consumida por un cáncer cervical, la agotada y enferma mujer decidió internarse en el hospital para ser atendida por alguna enfermera, lo que nunca imaginó fue que con ella llevaría una peste mortal que terminó por intoxicar a más de 20 personas en el hospital debido a una extraña descomposición interna que generó una especie de gas tóxico que desde dentro de Gloria salía por su boca para envenenar a quien alcanzara la estela de putrefacción en la que la extraña enfermedad de la débil mujer se había convertido.

Poco tiempo después, Gloria murió, y fue cuando encontraron en su sangre extrañas partículas de un veneno que parecía haberse expandido en su interior a través de todo su torrente sanguíneo.

historia

terror

3. El Hotel del Dr. Holmes

El doctor y al parecer arquitecto, construyó una casa de ?juegos? en Chicago a la que invitó a varios hombres y mujeres a participar. Lo que nunca les dejó claro fue que la casa era más bien una tumba de torturas mortales de la que nadie podría salir.

Pues como sacado de un película de terror, Holmes decidió adaptar todo el piso de un hotel con trampas, laberintos, muros falsos y puertas que llevaban a ningún lado para desquiciar a los concursantes que posteriormente acabarían matándose entre ellos o suicidándose al no encontrar ninguna posible salida.

El Dr. Holmes fue declarado un asesino serial debido a que se estima que 200 personas perdieron la vida dentro de la casa de juegos a la que convirtió en un pesadilla.

Ultratumba

10 historias reales que después de conocer no querrás dormir

2. El niño en la caja

Escalofriantemente, como muchas historias resultan, un mes de febrero de 1957 un pequeño niño fue encontrado desnudo y con fuertes marcas de tortura que lo deformaban por completo dentro de una caja de cartón que había sido arrojada por la carretera hacia un bosque.

La investigación sobre el pequeño cadáver arrojó que el cuerpo jamás fue identificado por nadie y de hecho, no se encontró otra causa de muerte mas que la de una posible contusión al caer metros abajo desde la carretera.

A pesar de haber reconstruido sus huellas dactilares y la figura de su rostro en un ilustración, han pasado 59 años, 4 meses y 7 días desde que el pequeño murió sin que haya sido reconocido por absolutamente nadie.

suspenso

reales

1. El asesinato de Shanda Sharer

Todos aseguran que los niños son el rostro de la inocencia y que en ellos no cabe maldad alguna, pero historias como ésta nos hacen dudar sobre esa creencia.

Cuatro niñas de entre 12 y 15 años cometieron uno de los asesinatos más sonados y escalofriantes de la historia, Melinda Loveless fue la que junto con sus mejores amigas decidieron comenzar un juego nuevo que se basaba en matar a Shanda Sharer, la enemiga y competencia principal de Melinda, pues con tan sólo 14 años de edad, la pequeña asesina ya tenía un amorío lésbico con Amanda Heavrin, quien decidió dejarla por Shanda.

Consumida por los celos y una gran locura, Melinda trazó un plan macabro junto con sus amigas para torturarla hasta la muerte; al no lograrlo y en la desesperación, todas decidieron quemar viva a Shanda, quien murió calcinada.

Terminando de ?jugar? y tras acabar con la vida de la víctima, las niñas se fueron a comer a McDonald?s, en donde se reían sobre algunos chistes que Melinda inventaba sobre la forma que tenían algunos pedazos de carne quemada con la apariencia de Shanda tendida y calcinada sobre la carretera.

historia

Es bastante interesante y en ocasiones intimidante cómo lo que escuchan nuestros oídos puede convertirse en el recuerdo que nos quite el sueño por varios días, y peor aún cuando se trata de historias que tenemos oportunidad de conocer a través de elementos visuales como el cine, la fotografía o algunas ilustraciones, pues el recuerdo de todo lo que vieron nuestros ojos termina por convertirse en una pesadilla que nos despertará a mitad de la noche dudando de la realidad que tanto se transforma en la obscuridad.


terror

Ultratumba