Condenan a yihadista que destruyó patrimonio cultural e...
internacionales
Mali.- La Corte Penal Internacional (CPI) condenó este martes al yihadista Ahmad Al Mahdi Al Faqi, alias "Abu Turab" a nueve años de prisión, por la destrucción de bienes patrimonio de la humanidad en la localidad de Tombuctú (Mali)
A condena por parte de la Corte Internacional tuvo en cuenta hasta cinco circunstancias atenueantes, donde se incluía la admisión de culpabilidad de Al Mahdi, según explicó el juez filipino Raul Cano Pangalangan mientras leía la sentencia.
Igualmente, el juez constató que el yihadista obedeció las órdenes del grupo extremista Ansar al Din de destruir una mezquita y nueve mausoleos que estaban catalogados como patrimonio de la humanidad.
"Al Mahdi coordinó los ataques y dio instrucciones para su destrucción (?) se implicó activamente en el derribo de los mausoleos, así como en su supervisión", manifestó el juez durante el juicio.
De igual manera, Pangalangan enfatizó que ?todos estos eran objetivos religiosos, no militares", lo que según los estatutos de la CPI como un crimen de guerra.
 La sentencia dice que, Al Mahdi ejerció control sobres sus tropas al momento de ordenar la destrucción de los edificios religiosos, además de reunir todas las herramientas necesarias para llevar a cabo dichos ataques y después justificar sus actos.
Dentro de las circunstancias atenuantes tenidas en cuenta para el momento de decidir la condena contra Al Mahdi, fueron incluidas la colaboración que realizó con la Fiscalía, los remordimientos demostrados, el ?buen comportamiento? del acusado durante el juicio y las reticencias iniciales a participar en el derribo de los edificios.
En particular, el juez encargado de leer la sentencia recalcó que el militante yihadista recomendó no destruir los mausoleos, pero que cuando recibió instrucciones de hacerlo, a pesar de sus reservas, se vió obligado a obedecer las órdenes.
De igual manera, el tribunal valoró que el acusado hiciera un llamado a otras personas, especialmente a los jóvenes musulmanes, para que no lleven a cabo crímenes como los que el ha cometido.
"Todos los cargos contra mí son precisos y correctos. Siento el daño que mis acciones han causado. Lamento lo que he hecho a mi familia, a mi país, a la comunidad internacional en su conjunto", expresó Al Mahdi al iniciar el juicio, el pasado 22 de agosto, al tiempo que aseguró "buscar el perdón, como a un hijo que ha perdido su camino".