La empresa Top San Juan (110 personas), que fabrica pantalones Levi"s en San Juan, le dijo al Gobierno que cierra sus puertas.

Importaciones: cierra una textil y tres tambalean
Final a más de 3 décadas. La empresa Top San Juan se encuentra emplazada en calle Gral. Acha 1112 Sur. Es una de las textiles históricas de la provincia.

"Están todas las empresas complicadas, una peor que la otra". La frase corresponde al secretario Adjunto del Sindicato del Vestido, Jorge Sarruff, en referencia a la situación que atraviesan las empresas que fabrican prendas de vestir en la provincia de San Juan. Este martes se conoció que la firma Top San Juan, que ocupa unas 110 personas (92 obreras y el resto administrativos) le confirmó al Gobierno provincial que cierra las puertas a pesar de las intentonas de las autoridades locales por quebrar esa decisión que incluyeron gestiones en Nación. ¿Los motivos del cierre?: la apertura de las importaciones que hicieron que el mercado argentino se inunde de indumentaria barata que llega desde el exterior. Además de esta firma -es de capitales bonaerenses, precisaron-, hay al menos 3 empresas de confección que tienen serios problemas y han acudido a suspensiones o adelanto de vacaciones, entre otras herramientas para evitar ahora los despidos.

En tanto que las otras empresas que tambalean por la fiebre importadora llenando los estantes de las tiendas argentinas, son Mariana SA, Guardapolvos Argentinos y Hanesbrands Argentina SA. Entre las 3, hay 280 trabajadores que ven comprometidos sus fuentes laborales. "En Guardapolvos Argentinos sólo trabajan una quincena al mes, se llegó a un acuerdo", precisó Sarruff.

En cuanto a Top San Juan, la firma tiene poco más de 30 años en la provincia, fue beneficiada por décadas con los regímenes impositivos de la promoción industrial que desde hace un tiempo perdieron vigencia. En San Juan su popularidad está atada a que fabrica dos modelos de los reconocidos pantalones Levi"s. "Esta marca le anunció a la empresa que no va a necesitar más de sus servicios porque le sale mucho más barato importar esas prendas", apuntó Sarruff. Intertanto, hubo intentos de negociar por parte de las autoridades de la Secretaría de Industria de la provincia y el gremio que nuclea a los trabajadores, pero la posición de la empresa es la de no ceder a pesar que en un primer momento pusieron sobre la mesa -en una Audiencia en la Subsecretaría de Trabajo- la chance de sacarse de encima "sólo" a 65 personas en una primera etapa.

La fecha que han puesto para bajar la persiana definitivamente es la del viernes 30 de septiembre: "Así lo comunicó la empresa y no parece haber predisposición a que esta situación cambie", dijo una alta fuente del Ministerio de la Producción local. De todas maneras, desde el Sindicato del Vestido confirmaron que este jueves a las 16,30 habrá una reunión en Trabajo para intentar acercar las partes o, al menos, buscar la mejor salida para los trabajadores.

Así las cosas, con este escenario oscuro, en Industria ya salieron a consultar a otras textiles la chance de incorporar esta gente que se quedará sin trabajo. "Nadie está en condiciones de sumar personal, eso nos lo dejaron en claro", reconocieron las autoridades.



link: https://www.youtube.com/watch?v=mAjK457ndF0