DATOS Q A NADIE LE INTERESAN
La nanotecnología da para todo, incluso para llevar las más alocadas ideas al terreno de la realidad. Este fue el caso de Phillip Burgess, que aprovechó las bondades de la fabulosa y versátil Raspberry Pi Zero para construir el arcade más pequeño del mundo utilizando la plataforma MAME.

El pequeño dispositivo, que es perfectamente jugable, incorpora un display RGB OLED de 0.96 pulgadas y un amplificador de audio. La idea fue rápidamente llevada a la práctica por Burgess, que se tomó apenas un fin de semana para concluir su obra.

La idea del desarrollador no es comercializar el equipo sino, que, por el contrario, ha publicado una guía donde detalla todos los materiales necesarios para armar un gadget de estas características. Para tener una idea de su tamaño, solo hay que chequear sus dimensiones: 67.2mm x 33.6mm x 35.8mm.

VIDEO


link: https://www.youtube.com/watch?time_continue=54&v=0O0DeRL7P-w