Liverpool le ganó 2-1 a Nacional en el Estadio Belvedere por la tercera fecha del Uruguayo Especial y llegó a la punta de la tabla. El equipo negriazul llegó poco pero hizo daño en las oportunidades que tuvo provocando la segunda caída del tricolor en el torneo.

Liverpool le ganó 2-1 a Nacional en el Estadio Belvedere

Si bien la cancha de Belvedere presentaba un estado espectacular lo propuesto por ambos equipos en el arranque era todo por arriba.

Sobre todo Liverpool, que fue claro en su idea de buscar de manera vertical a los dos puntas y con eso complicó. Pelota que recuperaba el negriazul la jugaban rápido para Bueno y Royón, encontrando falencias en la zaga tricolor con ese simple argumento.

Así llegó pronto el gol de apertura para el local. Siete minutos corrían cuando un mal despeje de cabeza de Victorino le quedó en el pecho a Latorre, que entrando solo al área por derecha disparó cruzado y puso el primero.

Poco después, otra vez a través del juego aéreo, Liverpool estuvo cerca de anotar el segundo. Cabezazo bajo de Bueno tras un córner y atajada formidable de Conde para evitar el gol.

Cruzando el minuto veinte el equipo tricolor se acomodó mejor en campo. De la mano de Sebastián Rodríguez, jugando casi de ?diez", y los avances de Espino por zurda, los de Lasarte empezaron a aproximarse.

Las más claras fueron un tiro de Lozano, débil y fácil para De Amores, y otro remate ya más potente de Espino que el arquero bloqueó en buena forma. Demasiado poco para las pretensiones de igualar el partido, y es por eso que se quedó en cero Nacional en la primera parte.

En la parte complementaria Nacional desde el arranque mostró sus intenciones de tomar la iniciativa y tuvo su rédito enseguida. Un centro desde la derecha de Fucile que por la pasada encontró la cabeza de Kevin Ramírez para el 1-1.

A partir de ahí fue todo a favor de los tricolores. Dominó por completo el trámite el conjunto visitante con la batuta del ingresado Ligüera y la mejora de Lozano, más volcado por la derecha.

A los diez minutos llegó una de las más claras de Nacional en un córner que Victorino cabeceó muy cerca del palo derecho. En la jugada anterior un centro de Ligüera dio en la mano de Aprile, jugada polémica en la que el asistente marcó penal pero el árbitro Rojas entendió que no fue.

De todos modos el equipo tricolor estaba jugando mejor y llegando con frecuencia. Liverpool prácticamente no cruzaba la mitad de la cancha y durante un buen rato Conde no entró en contacto con el balón.

Lo cierto es que el equipo de Saralegui confiaba en su solidez defensiva, la capacidad para devolver los mil y un centros que tiró Nacional sobre el área, y en las condiciones de De La Cruz, que desde su ingreso mostró cosas diferentes.

Fue el propio juvenil negriazul el que elaboró y culminó la jugada del segundo gol. Desde la media cancha superando la marca de Espino, el volante maniobró en velocidad y habilitó a Bueno yendo a buscar la devolución. El primer intento de pase de Charly Good no fue bueno, pero tanto demoró en cubrir la defensa tricolor que en segunda instancia sí pudo localizar a De la Cruz, que definió solo ante el arquero.

Los quince minutos finales Nacional lo buscó por todos lados chocando contra la muralla defensiva del local. Hugo Silveira moviéndose en el área trató de hacerse lugar para anotar sin conseguirlo.

Liverpool llega a los siete puntos en el torneo y ya se perfila con ilusiones para este Uruguayo Especial. Nacional por su parte cae por segunda vez en tres partidos, repitiendo una mala experiencia en su salida a las canchas chicas.


Uruguay