Viajamos en el tiempo con las coberturas en vivo del 9/11
vivo

Muchas teorías sobre lo que sucedió se construyeron en todo este tiempo, pero en este texto no abordaremos esos temas.


En lugar de eso, vamos a hacer un pequeño ejercicio de memoria basado en el visionado de la cobertura en vivo de los ataques del 11 de setiembre ocurridos en el World Trade Center.
El 11 de setiembre del 2001 marcó la historia reciente para siempre



Frente a los comentarios falsamente instructivos del estilo "pero si suceden tragedias todos los días" o "pero si miles de niños de x lugar mueren todos los días" (sí, las tragedias humanas están jerarquizadas, gran sorpresa), debemos aclarar que no nos referimos al 11 de setiembre como tragedia humana (a pesar de que sí lo fue), sino que como fecha de importancia crucial en la narrativa del mundo actual. El 11 de setiembre marcó un antes y un después en la geopolítica internacional, dió lugar a nuevas realidades y tuvo un fuerte impacto en la manera de describir el mundo que nos rodea.

Un viaje en el tiempo sin DeLorean


Cobertura de CNN.


Para esto, miramos la cobertura en vivo de distintos canales estadounidensesCNN, NBC, Fox News y ABC. Lo primero que sentimos es la sensación de estar viajando en el tiempo. ¿Dónde estabas tú cuando sucedieron los ataques? ¿Qué edad tenías?


Pero además de eso, nos sentimos como viajeros en el tiempo que se trasladan a ese momento en la historia. Lo que sucede es que, durante una buena parte de la cobertura (que comienza generalmente algunos minutos luego de que el primer avión impacta la Torre Norte) los periodistas no tenían ni una sola pista de lo que estaba sucediendo. Cuando el segundo avión choca, tampoco. Pero uno sí sabe lo que está sucediendo y tiene ganas de soplarles la respuesta. 



No, Diane Sawyer, no se trata de una avería técnica, la verdad es que no tienes ni idea... Mirar la cobertura tiene algo de hipnótico. De alguna manera, estamos contando qué tanto dura esa ignorancia, esa inocencia respecto al evento que está sucediendo y que ellos aún no saben qué tan transformador será.

Cuando no había obsesión por la inmediatez, había tiempo para respirar y decir oh my god.



Cobertura de ABC.

Tal vez suene a obviedad decir que estos fragmentos televisivos reflejan otra época mediática y otra manera de hacer periodismo. Pero también es cierto, y eso se refleja en el hecho de que lo que prima en la manera de manejar un evento tan sensible, es la cautela. Aún cuando el segundo avión choca contra la Torre Sur (que además a varios periodistas les cuesta ver el avión en la imagen, primero piensan que se trata de una explosión), en general no quieren decir nada sin tener confirmación yprivilegian la especulación.


Cuando la Torre Norte cae, el entrevistado que estaba hablando en la cobertura de ABC (sobre las medidas de seguridad que se tomarían, etc) sigue hablando, no es interrumpido por los periodistas. Y de hecho tiene todo el tiempo de terminar y luego se va a la torre que ya no existe. Durante el replay sigue hablando hasta terminar de redondear su idea. Parecía haber, en esa época, una relación distinta con la necesidad de inmediatez


Como no había la misma necesidad que existe hoy de producir constantemente contenido nuevo y actualizado, los periodistas tenían tiempo de suspirar, de soltar susoh my god, de retomarse, de respirar un poco, y de quedarse sin palabras.



    Sin la competencia de las redes sociales, las cadencias del mundo de las noticias eran muy distintas



    Cobertura de Fow News.


    En ese 11 de setiembre, Internet, tal como lo conocemos hoy, masivo y tentacular, aún no existía. No había redes sociales. La televisión seguía siendo la fuente principal para las noticias inmediatas. Y los consumidores de noticias todavía no eran, como sucede hoy, consumidores/productores de noticias. La intensidad era distinta. No existía entonces la competencia eufórica y enfermiza que existe hoy entre canales de televisión e Internet, donde un tweet, un comentario en Facebook o un Snapchat se convierten en medios de comunicación tan poderosos como el canal de televisión más antiguo y prestigioso.


    Por ejemplo, los periodistas se tomaban un poco más su tiempo entrevistando a los testigos del suceso. El período de oscuridad e ignorancia dura mucho más de lo que hubiera durado hoy. La cobertura abunda de ?todavía no sabemos qué ha pasado?, ?no podemos confirmar?, ?¿podrías decirnos qué pasó? (pregunta a los testigos). Actualmente esos testigos serían reemplazados por tweets. Las largas explicaciones y la conversación entre periodista y testigo es reemplazada por comentarios en 140 caracteres. ¿Acaso uno es mejor que el otro? Probablemente no, pero no hay dudas de que la manera de producir información es distinta.


    De este tono dubitativo y meditativo pasaremos, en pocas horas, a la seguridad absoluta y al mundo maniqueo. De ?no estamos seguros? pasamos a ?esto fue un atentado terrorista?, y de eso pasamos a ?estás con nosotros o contra nosotros?.


    Lo bizarro


    Cobertura de NBC 4.


    Estos videos muestran varios minutos u horas de cobertura en vivo, y por lo general empiezan unos minutos antes de que la cobertura en cuestión hubiera empezado, por lo que nos permiten ver algunos segundos o minutos de la publicidad o el programa que estaba pasando justo antes de ser interrumpido con el ya clásico ?Breaking News?.



     En el caso de NBC 4, un entrevistado (no hemos logrado saber de quién se trata) habla de alguien, una mujer que se levantaba todas las mañanas y revisaba las heces de otra persona para ver si tenía tenias (parásitos). El entrevistado es cortado casi en la mitad de una frase para pasar a la imagen del World Trade center en llamas. Así. De tenias a llamas.
    Atentado