Sucedió en Vicente López y la situación da bronca. En las imágenes se ve a dos policías de tránsito que paran a un automovilista para hacerle el control de alcoholemia. Cuando le dicen que estacione el auto, el hombre hace todo lo contrario: acelera y los atropella.
Mientras uno de los policías intenta frenarlo, el otro se para delante del auto y literalmente es atropellado por el conductor. Lo lleva durante varios metros arriba del capot del auto.

Paula, la testigo que grabó el video, cuenta que el conductor tenía 1,5 gramos de alcohol en sangre. Recordemos que el permitido es 0,5gr/l.
Finalmente el auto para y dos patrulleros tratan de alcanzarlo, mientras más policías salen corriendo para asistir al compañero.
El conductor finalmente fue detenido y los policias, recibieron heridas menores. Pero finalmente el ebrio, deberá pagar de su propio dinero, tanto las multas como un tratamiento intensivo, por sus adicciones a las drogas.