Vuelve Remedios Varo al MAM
mexico
México.- El Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México presenta, tras ocho años de espera, la obra completa de Remedios Varo.
Con la muestra Remedios Varo. Apuntes y anécdotas de una colección el Museo de Arte Moderno (MAM) de la Ciudad de México acerca de nuevo la colección completa, formada por 39 piezas, de la autora surrealista al público mexicano.
El recorrido busca enfatizar en los detalles y el proceso creativo seguido por Remedios, así lo explicó la curadora Marisol Argüelles. También indicó que decidió dejar en segundo plano la vanguardia para darle todo el peso al estilo particular de la autora.
Remedios Varo es considerada una de las pintoras más prolíficas que se han desarrollado en México. Nacida en España y migrada después a América, Varo le debe su instrucción surrealista a la Francia anterior a la Segunda Guerra Mundial.
A Francia llegó por abandonar la España de la Guerra Civil con quien fuera su segunda pareja, Esteban Francés. Luego de su participación en la Exposición Logicofobista de Barcelona, movimiento íntimamente ligado al surrealismo, en París conoce a André Bretón, padre del movimiento surrealista.
Durante su estancia en el país galo conoció al poeta Benjamin Péret con quien, después de algunos encuentros en España, inició una relación amorosa y regresó a París. Luego del estallido de la Segunda Guerra Mundial, se instala en México junto a Péret en 1941.
En el país azteca se relaciona rápidamente con otros artistas del movimiento surrealista, Leonora Carrington, Frida Kahlo; y se reencuentra con su primer marido, Gerardo Lizárraga. Además con André Bretón quien en algún momento declaró que México era un país ?en su totalidad surrealista?.


[caption id="attachment_267417" align="alignleft" width="300"]Remedios Foto: Secretaría de Cultura[/caption]
A su vez, participó en la Exposición Internacional del Surrealismo, asistida por Inés Amor, impulsora del arte mexicano desde la época del Muralismo. Gracias a la política de refugiados que mantenía el presidente Lázaro Cárdenas, pudo naturalizarse y hacer de la pintura su empleo formal en el país.
Desde entonces, la española desarrolló su obra en la vida mexicana, donó algunos de sus cuadros a galerías públicas y fue siempre gran admiradora de la cultura que la había acogido.
Entre el grupo de artistas y políticos refugiados en el que se desenvolvía la pintora, conoció a quien fuera su último esposo, el austriaco Walter Gruen. Sería él quien, a la muerte de Remedios, donaría lo que quedaba de su obra al Museo de Arte Moderno.
Desde el año 2000, cuando la obra de Remedios Varo fue nombrada monumento artístico mexicano, su sobrina, Beatriz Varo, interpuso un juicio que la convirtió en la albacea universal de los bienes intelectuales de su tía.
Ante estos hechos, el Instituto Nacional de Bellas Artes apeló el fallo de la corte y fue hasta 2008 que la juez dictaminó que la Nación Mexicana, es la única y legítima propietaria de la obra de Remedios.
La exhibición toma en cuenta esta historia al rededor del legado de la también escultora. El litigio ocupa un sitio en el que se explica brevemente cómo amigos y artistas dieron testimonio de que el máximo deseo de Remedios era que su obra fuera parte del arte mexicano.
En la muestra destacan obras como El vagabundo, El flautista, Mimetismo y Mujer saliendo del psicoanalista. Durante el recorrido también se puede apreciar el desarrollo cronológico de su obra y la relación que tuvo con cada hecho importante en su vida.
Se observa la etapa más joven de su trabajo, cuando era esposa de Gerardo Lizárraga, época en que firmaba como R. de Varo, R. Varo e incluso con el apellido Lizárraga. Igualmente, se exhibe la etapa que trabajó para Bayer, cuando firmaba litografías para la farmacéutica como ?Uranga?.
Sobre la pintura de El flautista, la curadora aportó un dato curioso, resulta que la obra fue comprada por la fotoperiodista Eva Sulzer, a pesar de la insistencia de Remedios por regalársela. Años después, Sulzer donó el óleo junto con las otras obras que conservaba Gruen.
Remedios Varo. Apuntes y anécdotas de una colección permanecerá abierta al público hasta el 5 de febrero de 2017.