El día que Messi hizo llorar a su primer entrenador

El día que Lionel Messi hizo llorar a su primer entrenador

Cuando tenía seis años y jugaba en Newell"s, a Messi su entrenador le regalaba un alfajor por cada gol que hacía. Un día hizo seis pero los repartió todos entre sus compañeros y él se quedó sin nada. Carlos Marconi lloró de emoción.

Messi

Cuando todavía nadie, ni el propio Messi, se imaginaba hasta dónde llegaría, hubo un hombre que alimentó -literalmente- el hambre de gloria de ese pequeño escurridizo de seis años en las escuela de fútbol de Newell"s Old Boys. Ese hombre se llama Carlos Marconi y fue el primer entrenador de Messi.

La fórmula de motivación de Marconi para que Messi aumentara de peso fue prometerle un alfajor por cada gol y dos si ese gol era de cabeza. ?Anotaba 3 o 4 goles por partido, y a veces le daba por gambetear a todo el equipo rival, incluyendo al arquero, y ya sólo frente al arco, levantaba la pelota y anotaba con la cabeza para ganarse dos alfajores?.

Un día, Messi metió seis goles y repartió la media docena de alfajores entre sus compañeros. Como en el equipo eran siete, él se quedó sin nada y Marconi lo recuerda con mucha emoción: ?Ese día lloré al ver el gesto de Leo. Que un niño de 7 años, loco por los alfajores, haga algo así por sus compañeros muestra la clase de persona en que se iba a convertir, siempre pensando en los demás?.


newells

ACA LES DEJO UNA YAPA PARA QUE SE DIVIERTAN


futbol