La historia de esta perra callejera con discapacidad pudo haber terminado en tragedia pero su vida volcó de manera dramática.

Conozcan a Lily. Una vez ella fue uno de los tantos perros callejeros que viven en las calles de Sudáfrica. A pesar de sufrir de parálisis parcial, recorría las calles y los patios de los colegios de Ciudad del Cabo buscando comida.


Callejerita enterrada viva, hoy es feliz


Un día, sus ladridos y su presencia en la escuela secundaria Luhlaza en Khayelitsha molestó al director, Manono Makhaphela, quien pensaba que el ladrido de Lily era un estorbo y mandó a dos conserjes de la escuela a que se ?deshicieran? de ella enterrándola viva.


mascotas


El personal del comedor de la escuela observó con horror como Lily lloraba pidiendo ayuda. Una persona del personal de limpieza de la cocina entró en pánico y llamó a la Clínica Veterinatia de Mdzananda del Fondo Internacional para el Bienestar de los Animales.


perros

Cuando el personal de rescate llegó, Lily estaba 2 metros bajo la tierra. Estuvo enterrada en ese hueco infernal por más de 20 minutos.

Animales

Lograron sacarla y la llevaron a la clínica. La bautizaron como Warrior (Guerrera) y luego le cambiaron el nombre a Lily.

Callejeros

Sus salvadores se dieron cuenta de que una vieja fractura en su columna era lo que causaba su parálisis parcial.

Recibió hidroterapia, acupuntura y otros tratamientos para ayudarle a recuperar el movimiento de sus patas y tratar su incontinencia.

crueldad animal

Gradualmente aumentó de peso y masa muscular. También recibió mucho apoyo. IFAW (Fondo Internacional para el Bienestar de los Animales) envió trozos de tela a donantes alrededor del mundo invitándolos a escribir mensajes para Lily en ellos.

Callejerita enterrada viva, hoy es feliz

El propósito era recibir suficientes trozos de tela de vuelta para hacerle a Lily una frazada para el invierno. ¡Consiguieron 3.000!

Cuando la historia de Lily llegó al público hubo mucho afecto y apoyo de amantes de los animales alrededor del mundo.

mascotas

El futuro de Lily es más brillante ahora que encontró un hogar amoroso con Helen Walne, una periodista independiente y miembro de la junta directiva de la Clínica Veterinaria Mdzananda.

La historia de Lily sirvió para crear conciencia en Sudáfrica; queda mucho por hacer para proteger a los animales de este país.

perros

Sin embargo, la justicia para Lily aún no llega. Han pasado casi 4 años desde que Lily fue rescatada de lo que hubiera sido su tumba pero el director responsable del entierro aún no ha cumplido su castigo.

Animales

A pesar de que los dos conserjes fueron sentenciados y condenados por crueldad animal, el director se rehúsa a introducir un programa para crear conciencia sobre la protección animal en su escuela y así ayudar a los niños a aprender más acerca del cuidado animal.

Callejeros

Frustrados por la falta de castigo, un grupo de la clínica lo reportó, fue arrestado y encarcelado. Ahora tiene hasta el 18 de julio del 2015 para comenzar un programa educacional si quiere que sus antecedentes penales sean eliminados.

Años después, Lily continúa inspirando a los defensores de los derechos de los animales y su transformación ha educado a muchas personas, incluyendo a sus agresores. Uno de los conserjes se arrepintió tanto que ahora es voluntario en la clínica.

crueldad animal

?La historia de supervivencia de Lily es un tributo a su espíritu y al maravilloso personal de la clínica de Ciudad del Cabo. Hoy Lily es inteligente, obediente, juguetona y curiosa ? todo lo que un perro feliz debería ser. Su historia nos inspira? declaró Lisa Cant-Haylett, Co-coordinadora de Proyectos de Animales de Compañía del IFAW en Sudáfrica.

Callejerita enterrada viva, hoy es feliz

Es un milagro ver como está Lily ahora. Puede caminar, correr y jugar como cualquier otro perro. A pesar de su terrible sufrimiento ahora es una perra saludable, feliz y un miembro muy amado de su familia.


mascotas
perros
Animales



Callejeros