El intendente de Chivilcoy cargó contra la empresa de seguridad ADT por usar su palabra como muestra de buena fe en una campaña de venta telefónica para que los vecinos de esa ciudad contrataran sus servicios. Según había denunciado el jefe comunal chivilcoyano, la empresa grababa mensajes telefónicos que se disparaban a las casas donde aseguraban que el mismo aconsejaba el uso del sistema de seguridad ADT.



El intendente de Chivilcoy, Guillermo Britos, se desligó de la campaña llevada adelante por la empresa de seguridad ADT en Chivilcoy.

Según relata el jefe comunal massista, los vecinos de esa ciudad recibían llamados por parte de la empresa de alarmas donde aseguraban que él mismo había estado reunido con los representantes de ADT y aconsejaba a los chivilcoyanos contratar sus servicios.

"Quiero decir que eso es totalmente falso. No sólo no tuve ninguna reunión, sino que no recomiendo, para nada, que se contrate ese servicio. No lo conozco y no estoy en condiciones de decir qué servicio debe o tiene que contratar un vecino. De ninguna manera recomiendo que se contrate la alarma ADT, ni ninguna marca en especial y nadie se reunió conmigo?, garantizó Britos en una conferencia de prensa.

Pero el caso no quedó ahí. Desde su gabinete, el Secretario de Seguridad local, Carlos Perillo, se permitió sospechar de que detrás de esta operación esté metida la maquinaria política.

"Nos llama la atención este tipo de llamados. No creemos que se trate de una modalidad delictiva, pero sí, que hagan este tipo de llamadas algunos espacios políticos que no se acostumbran a vivir en democracia y a no ser el poder político gobernante?, le dijo Perillo al diario La Razón de Chivilcoy.

Y tacitamente -o mediante un eufemismo- el funcionario señaló al FPV local de ser el espacio detrás de los llamados al deslizar que "los llamados fueron sistemáticos y se produjeron casi todos a la misma hora. Fueron generados y organizados por un espacio que quiere causar caos en Chivilcoy, que se olvidó, durante 12 años, del espacio público y del ruido de las motos, como si no hubiesen existido. Hemos tenido concejales que han dicho que esto no pasaba?.