Dos ocasiones consecutivas del Levante dieron paso a dos goles inmediatos del Real Madrid
En fútbol, perdonar es perder
Dos ocasiones claras de Deyverson (26? y 29?) para el Levante y dos goles del Real Madrid (Marcelo, 27? y Cristiano, 30?). Ante un equipo con el potencial ofensivo del Real Madrid no se puede perdonar. El tercer gol de Jesé llegó cuando ya no tenía ninguna opción el Levante. Otra vez una actuación mediocre, y con más trabajo del previsto para Keylor Navas, que salvó varias ocasiones claras del Levante, resuelta por la pegada de los blancos. Marcó Cristiano Ronaldo en Liga, y eso es noticia ya que no marcaba desde la tercera jornada cuando le endosó cinco goles al Espanyol, pero sigue sin estar bien, sigue fallando más de la cuenta y sigue negado en los lanzamientos de falta, aunque él insiste en tirarlas todas. Eso sí, ahora el luso ya es el máximo goleador de la historia del Real Madrid, con 324 goles, uno más que Raúl González.

http://www.camisetadefutbolw.es/ - Pero el Madrid echó demasiado en falta sobre todo a Luka Modric, que ultima ya su recuperación, además de las ausencias de Benzema, Sergio Ramos y James. Tampoco estaban Carvajal, Pepe y Arbeloa. Ante tantas bajas, la gran novedad ayer en el Real Madrid era su banquillo, compuesto íntegramente por jugadores de la cantera: Casilla, Lienhart, Lucas Vázquez, Jesé, Cheryshev, Llorente y Mayoral. Para que luego digan que el Madrid no cuenta con la cantera. Pero eso, cuentan para el banquillo, porque ni ante la ausencia de James y Benzema tuvo su oportunidad como titular Jesé, cuyo representante reclamaba más minutos para él esta misma semana. Está claro que el canario cuenta poco para Rafa Benítez y cada vez parece más clara su salida del club en este próximo mercado invernal, ni los 20 minutos de que dispuso ni el gran gol que marcó para cerrar la victoria blanca, dan confianza a este jugador que, como en su día Morata, apunta a que tendrá que irse si aspira a hacer algo más en el fútbol que ser suplente en el Real Madrid. El banquillo solo le sirvió a Benítez para dar descanso a Gareth Bale y a Isco, pensando en el partido de la Champions del miércoles ante el París SG, y dar la alternativa a Marcos Llorente, un debut circunstancial. Ya veremos si juega muchos más minutos con el primer equipo.

real madrid