Es el famoso trucho el que hace "desaparecer" a 13 personas del público. Uno de los voluntarios lo demandó y dejó expuesto al ilusionista. 

David Coopperfield pierde juicio y tiene que revelar truco

David Copperfield, el mago más famoso del mundo. (EFE)



Dicen que la regla número uno de un mago es jamás revelar sus secretos. Pero uno de los ilusionistas más importantes del mundo, David Copperfield, no podrá seguir este mandamiento casi religioso ya que recibió una demanda judicial y en ella se revelaron los secretos de uno de los actos que presenta en sus shows.

mago


David Copperfield, el mago más famoso (AP)


Resulta que el inglés Gavin Cox y su esposa fueron a ver a Copperfield en el hotel y casino MGM en Las Vegas, donde el hombre fue seleccionado para participar en uno de los actos del ilusionista. Pero terminó lastimado y por eso presentó una demanda en contra del mago y del famoso hotel, acusándolos de negligencia y, además, revelando todo lo que sucedió detrás de las cortinas.

El acto, uno de los más populares del artista, consistía en hacer "desaparecer" a 13 voluntarios del público que eran seleccionados al atrapar unas pelotas lanzadas por el ilusionista. Al pasar al escenario, eran metidos en una jaula, bajaban una cortina y al subirla de nuevo las personas desaparecían, para después salir repentinamente por atrás del teatro.
De acuerdo con Cox, al bajarse la cortina, un grupo de personas del staff de Copperfield comenzaron a sacarlos de manera rápida, sin previo aviso y apurándolos para después llevarlos por una especie de pasadizo que estaba completamente oscuro y en construcción, con polvo de cemento y escombros. Por esas malas condiciones el hombre se resbaló y se cayó: esa caída le dislocó el hombro y además, asegura, le causó daño cerebral.

Esto sucedió hace tres años, y desde entonces la pareja inglesa sigue llevando un litigio en contra de Copperfield y el casino, a quienes les exigen una compensación por millones de dólares, porque afirman que desde entonces no pudieron regresar a Inglaterra debido a los tratamientos médicos que debe recibir. Los abogados del mago por supuesto niegan todo esto y alegan que se trata de un truco que hicieron con miles de personas y que ninguna otra salió lesionada.
Copperfield declaró y confirmó los detalles sobre el misterio del truco, pero recién en enero los tribunales estadounidenses tomarán una definición. Ahí se sabrá si la causa termina en un pago millonario o sólo en la desaparición del problema.