Laura Gutman polemica:

Laura Gutman que nació en el Once y pasó su infancia en Caballito, Rivadavia al 5800. Con abuelos venidos de Rusia, Polonia y Ucrania, hija de un vendedor de seguros y una cosmetóloga, se crió con dos hermanos en una familia judía ilustrada, psicoanalizada, pero ?sin vacaciones, sin auto y sin televisor? . Fue ?una nena de departamento? a la que le gustaba bailar y dibujar, que no hacía deporte, y que iba a la escuela pública a la mañana (en Carabobo y Alberdi) y a la judía a la tarde (Scholem Aleijem). Hasta que llegó la secundaria en el Nacional Buenos Aires: ?Tengo la sensación de que yo nací a los 13 años. Tuve mi primer novio, sangré por primera vez, mis papás se separaron, empecé a leer Marx y a hacerme preguntas existenciales?.

Gutman se presenta como psicoterapeuta familiar, escribió varios libros, brinda conferencias, dirige una escuela de capacitación sobre maternidad y crianza y en su currículo profesional figura como "psicopedagoga clínica formada en París".


pedofilia

La polemica:

?El trabajo de Laura Gutman es una especie de manifiesto pedófilo?, sintetizó el médico psiquiatra, psicoanalista y profesor universitario Alfredo Grande

Para el médico psiquiatra Enrique Stola, quien ha asistido y peritado diversas situaciones donde niños son abusados sexualmente, Gutman "hace un esfuerzo para mostrarnos una imagen ideal del delincuente abusador. Coloca al depredador en situación de adulto-niño que vive una aventura amorosa con otro niño".


cosas

Al rechazo se sumó la Asesora General Tutelar de la ciudad de Buenos Aires, Yael Bendel, quien aseveró que Gutman "genera confusión y desconcierto porque los conceptos y términos que utiliza banalizan uno de los episodios más ultrajantes para los niños, niñas y adolescentes".

El fragmento del articulo de la polemica:

"...Vivimos dentro de un cuerpo de adulto pero tenemos organizadas las emociones como si fuéramos niños hambrientos ¿Qué nos pasa cuando nos relacionamos con un niño tierno? Lo queremos devorar. ¿Cómo lo devoramos? Lo tocamos. Lo acariciamos. Lo abrazamos, nos frotamos contra él. Le compramos regalos. La confidencialidad compartida, el secreto guardado entre ambos como un estupendo tesoro y los pequeños momentos de encuentro son vividos -desde nuestra emocionalidad infantil- como un momento sublime?.


ninos/]http://www.lauragutman.com.ar/la-sistematizacion-del-abuso-sexual-sobre-los-ninos/

Su defensa:

"Confieso que es impactante ser acusada de pedófila, delincuente, asesina y otros conceptos parecidos. Sin embargo más impactante aún es confirmar cuánta rabia acumulada conservamos, cuánto dolor, cuánto sangran las heridas de nuestras infancias y cuánta violencia reproducimos a cada rato con tal de aliviar ese sufrimiento que nos sigue quemando por dentro".


Resumen level 5: una innombrable chanta que apoya y justifica la pedofilia