"Jorge Messi sabía que las cantidades ingresadas en Uruguay no tributaban en España; Lionel nunca tocó un contrato", declaró ángel Juárez.

Los testigos exculpan a Messi del delito del fraude fiscal

Los abogados que gestionaban sus ingresos aseguran que "Leo no tomaba ninguna decisión, los contratos ya nos llegaban firmados"



La segunda sesión del juicio que trata de dilucidar la responsabilidad de Leo Messi en el delito de fraude fiscal cometido entre 2007 y 2009 finalizó con la comparecencia de seis testigos y un perito, la mayoría ligados de alguna manera al despacho de abogados Juárez & Asociados, que fue el encargado de gestionar sus derechos de imagen durante aquellos años.En la vista, los testigos han dejado bastante claro que el futbolista no tenía conocimiento de los contratos que firmaba. "El interlocutor siempre era Jorge Messi y a veces Rodrigo Messi, pero nunca lo fue Leo", explicó Iñigo de Loyola Juárez, que añadió: "A mí los contratos ya me llegaban firmados por el jugador".Su hermano, el también abogado y socio del despacho, Ángel Juárez, fue más contundente cuando aseguró que "Messi venía algunas veces a los acuerdos pero él no tomaba ninguna decisión". Y dejó muy claro que "toda la documentación siempre se la pedía a Jorge Messi, de Leo no tengo ni su teléfono ni su mail". Juárez fue más allá y culpó al antiguo socio de Jorge Messi, Rodolfo Schinocca: "Engaña a los Messi, comete fraude y eso está en una sentencia". No obstante, Juárez desveló que "Jorge Messi sabía que las cantidades ingresadas en Uruguay no tributaban en España".La defensa del futbolista trató, además de liberar de cualquier responsabilidad al futbolista, demostrar que Jorge Messi no era consciente o no estaba bien asesorado sobre cómo se gestionaban los ingresos por derechos de imagen del futbolista.La jornada continuó con la declaración de Josep Maria Minguella que explicó que "cuando el jugador despuntó y necesitó que le llevaran todos los asuntos fiscales se les derivó al despacho de abogados Juárez, que se encargaron de tramitar sus ingresos durante siete u ocho años". La familia Messi tenía muy pocos conocimientos sobre estos temas".Finalmente, un perito corroboró que varias firmas de Leo Messi en los contratos eran falsas, lo que demostraría que el futbolista no tenía conocimiento de lo que explicaban esos contratos por no haber tenido acceso a ellos. Este jueves debería acabar el juicio con las declaraciones de Leo Messi y de Jorge Messi.