Pedro Luis Martín Olivares ? Entró en la onda de las divisas digitales. Así, el presidente de Rusia, Vladimir Putin pidió a su gabinete económico crear una criptomoneda emitida por el Estado: el cripto-rublo.

Se conoció que el zar se reunió con la élite política de Moscú en el Capital Club de la ciudad y allí tomó la decisión de que se le permita a Rusia emitir su propia criptomoneda, llamada ?cryptoruble? (cripto-rublo).

El ministro ruso de Comunicaciones y Comunicaciones Masivas, Nikolai Nikiforov enfatizó que el cripto-rublo será perfeccionado y despachado ?rápidamente? por el Estado ruso.

No obstante, no precisaron los pormenores de la tecnología utilizada para la criptomoneda aunque Nikiforov recalcó que la criptomoneda no se puede extraer.

A principios del 2009 nació el Bitcoin de la mano de Satoshi Nakamoto, seudónimo que identifica a la persona o equipo que crearon la criptomoneda.

El bitcoin es una moneda digital, la cual se crea, se transfiere y se deposita de forma electrónica, además está protegida criptográficamente. Es la moneda más famosa de Internet.

Esta divisa digital es una moneda descentralizada, nadie pueda controlarla. Está fuera del alcance de gobiernos o bancos centrales. Esta independencia de un organismo central es la principal característica respecto al resto de monedas convencionales.

La tecnología de la criptomoneda consta de tres ramas principales: Blockchain (cadena de bloques), criptografía y una red de consenso distribuido (red P2P).

La moneda digital dispone de sistemas de codificación segura, que se utilizan para evitar la manipulación de información en la plataforma.

Además la criptografía provee a la criptomoneda de identidades y firmas encriptadas. Esto hace que el poseedor de bitcoin tenga ?un título nominativo? de los mismos, de forma que nadie puede arrebatárselos a no ser que él mismo los transmita.

La descentralización de la moneda digital está basada en un consenso distribuido. Los múltiples participantes confirman la veracidad de las transacciones, generando una seguridad innegable en esta red P2P (peer to peer).

Por lo visto el CryptoRuble será rastreado como moneda ordinaria, por lo que no podrá usarse para lavar dinero o realizar actividades ilegales. Está basado en blockchain, eso sí, y existirá un mercado oficial para cambiarlo a la moneda local rusa.

Aunque de momento no se ha emitido ningún informe oficial indicando el valor de dicha moneda o las fechas de implantación en el mercado ruso, los rumores, que llevan manteniéndose desde hace meses, han comenzado a cobrar fuerza.

El lanzamiento de una criptomoneda controlada por el gobierno no parece la mejor de las ideas, ya que los usuarios de este tipo de comercio buscan precisamente evitar el control, pero puede impulsar algunos sectores del comercio electrónico, ya que es mucho más sencillo pagar con una moneda basada en una tecnología de este tipo.

Sabías que puedes leer este artículo en Telegram

Pedro Luis Martín Olivares
Economía y Finanzas