Van Gogh. Locura, suicidio y pintura

Artaud

van gogh


Pintura


Van Gogh. Locura, suicidio y pintura


postimpresionismo

Suicidado por la sociedad

Hoy quería mostrarles algunas pinturas de un artista cuya obra hizo temblar al mundo, lo sacudió y quebró de tal manera que éste ya no fue igual. Intercalo el texto de Antonin Artaud, "Van Gogh, el suicidado por la sociedad", que da cuenta de manera mágica de ésta ruptura.


Van Gogh. Locura, suicidio y pintura

La morera - Van Gogh - 1889


Me apasionó durante largo tiempo la pintura lineal pura, hasta que descubrí a Van Gogh. En lugar de líneas y formas, él pintaba cosas de la naturaleza inerte que parecían movidas por convulsiones.
E inerte.
Como bajo el espantoso ataque de ese impulso de inercia al que todos hacen alusión con medias palabras, y que jamás ha sido tan turbia como desde que la totalidad de la tierra y de la vida actual se confabularon para aclararla.
Pero son mazazos, verdaderos mazazos los que sin cesar dispensa Van Gogh a todas las formas de la naturaleza y a los objetos.
Los paisajes cardados por el punzón de Van Gogh, exponen a la vista su carne hostil,
el rencor de sus entrañas reventadas,
que, por lo demás,
no se sabe qué insólita fuerza está metamorfoseando.
Una exposición de pinturas de Van Gogh siempre es un acontecimiento
relevante en la historia,
no en la historia de las cosas pintadas sino en la
historia misma histórica.
Ya que no hay epidemia, terremoto, hambre, irrupción volcánica, guerra,
que separen las nómadas de la atmósfera, que tuerzan el pescuezo a la torva
cara de fama fatum, el destino neurótico de las cosas,
como un cuadro de Van Gogh -expuesto a la luz del día,
puesto directamente anta la vista, el oído, el aroma,
el tacto,
en las paredes de una exposición-,
disparada por fin como novedosa en la actualidad cotidiana, puesta en
circulación otra vez.

(Antonin Artaud)



Artaud

Retrato del pintor belga E. Boch - Van Gogh - 1888

van gogh

Calavera con cigarrillo encendido - Van Gogh - 1885-86


La buena salud mental de Van Gogh puede ser proclamada,
pues a lo largo de toda su vida sólo se hizo cocinar una mano y,
dejando esto de lado,
no llegó más que a cortarse la oreja izquierda,
en un mundo en que la gente come todos los días vagina asada con salsa verde,
o sexo de recién nacido azotado y encolerizado
ingerido tal como sale del sexo de la madre.
Y no es una imagen, sino una realidad cotidiana, repetida con frecuencia,
y sembrada en toda la extensión de la tierra.
Así es como se sostiene -aunque esta afirmación resulte delirante- la vida actual en su viejo clima de estupro, de anarquía, de caos, de extravío,
de descalabro, de alienación crónica, de inercia burguesa, de desviación mental,
(pues no es el hombre el que se ha desviado sino el mundo),
de impudicia deliberada e ilustre hipocresía,
de inmundo descrédito por todo lo que representa nobleza,
de reivindicación de un orden fundado absolutamente en el acatamiento
de una primitiva injusticia, en síntesis, de crimen organizado.
Las cosas andan mal porque en este momento el mayor interés de la
conciencia alienada es no salir de su enfermedad.

(Antonin Artaud)


Pintura

La noche estrellada - Van Gogh - 1889

postimpresionismo

Retrato de Pere Tanguy - Van Gogh - 1887

Suicidado por la sociedad

Terraza de café por la noche - Van Gogh - 1888

Van Gogh. Locura, suicidio y pintura

Arboleda de olivos - Van Gogh - 1889

Artaud

Autoretrato dedicado a Paul Gauguin - Van Gogh -1888

van gogh
Anciano llorando - Van Gogh - 1890

Pintura

Puente del ferrocarril en Asniéres- Van Gogh - 1887

postimpresionismo

Harvest at La Crau, with Montmajour in the Background - Van Gogh- 1888

Suicidado por la sociedad

Granja en Provence - Van Gogh - 1888


Es un hombre que elige volverse loco -en el sentido en que se usa socialmente la palabra- antes que traicionar un pensamiento superior de la dignidad humana.
Por ese motivo la sociedad se sirve de los asilos para amordazar a todos aquellos de los que quiere deshacerse o defenderse, por haberse negado a convertirse en cómplices de las más grandes porquerías.
Ya que un alienado, en realidad, es un hombre al que la sociedad no quiere escuchar, y quiere evitar que manifieste determinadas verdades intolerables.
Pero el encierro, en este caso, no es el único recurso, porque la confabulación de los hombres cuenta con otras armas para sojuzgar a las voluntades que pretende quebrar.

(Antonin Artaud)



Van Gogh. Locura, suicidio y pintura

La noche estrellada sobre el ródano - Van Gogh - 1888

Artaud

El sembrador - Van Gogh - 1888

van gogh
Camino con ciprés bajo cielo estrellado - Van Gogh -1890.

Pintura

Rocks with Oak Tree - Van Gogh - 1888

postimpresionismo
Cabeza de un campesino con pipa - Van Gogh - 1885

Suicidado por la sociedad

Trigal con cuervos - Van Gogh - 1990. Última pintura del holandés antes de suicidarse, dándose un tiro en el estómago con una escopeta.


Los cuervos pintados dos días antes de morir no le abrieron, más que sus otras pinturas, la puerta de cierta gloria póstuma, pero a la pintura pintada, o más precisamente a la naturaleza no pintada, le abren la puerta secreta de un más allá posible, de una constante realidad posible, a través de la puerta abierta por Van Gogh hacia un misterioso y temerario más allá.
No es algo que suceda a menudo que un hombre, con la bala del fusil que lo mató en el vientre, pinte cuervos negros y una especie de llanura debajo de ellos, posiblemente lívida, vacía de todos modos, en la que la tonalidad de borra de vino de la tierra se contrasta furiosamente con el amarillo sucio del
trigo.
Pero, aparte de Van Gogh, ningún otro pintor hubiera podido encontrar,
para pintar sus cuervos, ese negro de trufa, ese negro de "banquete fastuoso"
y al mismo tiempo excremencial, de las alas de los cuervos asustados por los fulgores declinantes del crepúsculo.
¿Y la tierra, allí, de qué se queja, bajo las alas de los dichosos cuervos,
dichosos sin duda sólo para Van Gogh, y ostentoso presagio, además, de un
mal que ya no ha de incumbirle?
Ya que hasta entonces nadie como él había transformado la tierra en ese trapo mugriento empapado en sangre y retorcido hasta extraer vino.

(Antonin Artaud)

Van Gogh. Locura, suicidio y pintura

Auto-retrato - Van Gogh - 1889