Con un fronton

Mónaco destacó la potencia de Nadal y dijo que ganará Roland Garros. "Es de otro planeta. Va a ser prácticamente imposible que alguien pueda vencerlo", tiró Pico, quien cayó 6-2, 6-0 y 6-0 ante el español.

"Es de otro planeta". Así definió Juan Mónaco a su amigo Rafael Nadal. El español lo superó por 6-2, 6-0 y 6-0, en lo que fue una actuación descollante del número 2 del mundo. Pico, con muy pocas chances durante el partido, admitió que fue imposible enfrentarlo en este nivel. "Sentís que estás jugando con un frontón", reconoció el tandilense que estuvo en cancha cerca de una hora y media.

Dueño absoluto de la superficie, Nadal está imparable: no perdió un solo set y se encamina a lograr Roland Garros por séptima vez. Es el torneo donde más cómodo se siente, donde encuentra su mejor nivel. "Jugué contra el mejor jugador de la historia en arcilla", elogió Pico que se perdió parte de la temporada sobre polvo de ladrillo por una lesión que sufrió en el abierto de Montecarlo.

Lejos de bajar los brazos, el argentino tiene más aspiraciones para este año. "Esto no me va a tirar abajo. No quiero que esto empañe todo lo que hice este año", dijo Pico que de esta manera cierra su temporada en polvo de ladrillo. Por último, haciendo futurología, se atrevió a pronosticar que el Grand Slam será otra vez de Rafa. "Va a ser prácticamente imposible que alguien le pueda ganar", dijo Mónaco, que da vuelta la página y piensa en Wimbledon.