En el mundo de la cirugía estética hay un buen número de procedimientos que, de no ser fanáticos de dichas intervenciones, podemos desconocer totalmente, una de ellas es la mentoplastia o cirugía de menton, que a pesar de ser muy común en la vida de un cirujano plástico, muchos desconocen.

Otra cosa que los amateur del mundo de la cirugía estética solemos desconocer es que hay intervenciones que quedan mejor si se hacen juntas, tal es el caso de la mentoplastia y la rinoplastia, cirugías que son el complemento perfecto para las personas que buscan obtener un perfil más afilado y estético, pues con la mentoplastia la mordida se suaviza y con la rinoplastia la nariz se afina.

Hablemos un poco sobre las dudas más frecuentes sobre la mentoplastia.

  • ¿Qué es la mentoplastia? La mentoplastia o cirugía de mentón es una cirugía estética que busca aumentar o disminuir el tamaño del mentón para hacer lucir la cara más suave y estética; actualmente es uno de los procedimientos más aplicados y con mayor satisfacción entre los pacientes.
  • ¿Soy candidato a una mentoplastia? Cualquier persona que tenga una buena salud en general y sobre todo, que tenga expectativas reales sobre los resultados y el futuro de su cirugía son buenos candidatos para la mentoplastia. Hay algunos pacientes que buscan modificar su rostro por medio de una rinoplastia, sin embargo al verse en las fotos modificadas a computadora, se dan cuenta de que el problema real es el tamaño de su mentón.
  • ¿Deja algún tipo de cicatriz? Depende del cirujano y su método. La mentoplastia se puede hacer por medio de una incisión intraoral por la cual se introduce un implante de silicón que se adapta al contorno de la mandíbula. También se puede hacer por medio de una incisión bajo el mentón dejando una pequeña marca bajo la mandíbula.
  • ¿Qué puedo esperar justo después de la cirugía? Como en todo procedimiento quirúrgico, después de que los efectos de la anestesia hayan pasado, podrá llegar a sentir algunas molestias que se calman con medicinas; los pacientes también han reportado inflamaciones en la zona del mentón así como en la cara en general, pero de nuevo, esto es algo natural por la naturaleza del procedimiento. Su médico le recomendará tener una persona de confianza que pueda hacerse cargo de sus necesidades y que mantenga la cabeza levantada para evitar que se inflame más.


Todos los procesos de cirugía estética requieren que el paciente sepa realmente a qué se enfrenta y cómo va a resultar su procedimiento ya que algo tan delicado como la estética de una persona debe tratarse con precaución; está en el doctor darle una expectativa realista sobre los resultados de su cirugía.